Blog de ivisdrek

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
0
-1

Contextualizo. Este artículo no pretende sacar conclusiones morales sobre la decisión –respetable, por otro lado– tomada por Miguel de Icaza de pasarse, dirían algunos, al lado oscuro. Y todo ello pese a que el hecho muy relevante de que uno de los fundadores del proyecto Gnome, lo cual es decir mucho, haya decidido migrar hacia Apple, uno de los enemigos por antonomasia del software libre, no haya dejado indiferente a casi nadie. Vamos, la red es un hervidero de declaraciones (lo próximo podría ser que Bill Gates fichara por Linux :-D).

El síndrome de Miguel de Icaza, por el contrario, pretende relacionar y explicar dos tipos de paranoias que muy frecuentemente aquejan a buena parte de los linuxeros, y de un modo singular a quienes se acercan por primera vez al SO del pingüino.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
+3
-1

Siempre he sido la oveja negra de la familia, quizás por eso fui el primero en migrar a GNU/Linux, un sistema operativo que tiene algo de transgresor y de rebelde. Encajé bien, los linuxeros son gente un tanto peculiar, les gusta ir a su aire. Es difícil meterlos en cintura.

Fue un gran descubrimiento, luego de un duro periodo de aprendizaje y “descompresión” de los vicios adquiridos con Windows, esa filosofía de asumir el todo hecho a cambio de perder nuestra libertad. Adiós a los virus y a los antivirus, a la ralentización del sistema y a tener que piratear programas para huir de los tremendos abusos y restricciones a que nos someten los fabricantes de software. Pero la felicidad, con todo, aún no era completa. Desde hacía ya bastantes años mantenía regularmente comunicaciones vía vídeoconferencia con mis parientes y amigos del otro lado del océano, todas a través del Messenger.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
+12
-1

Érase una apacible tarde de verano en el parque de la ciudad. Como es habitual a esas horas, muchos padres aprovechan para llevar a sus hijos a la zona de juegos y sacarlos así de la agobiante rutina a la que se ven sometidos en el interior de los pisos modernos, muy sobresalientes en cuestiones de diseño pero cada vez más apretados y estrechos.

Como de costumbre, las primeras en llegar son las denominadas familias windows, regidas todas ellas por una especie de disciplina anodina y marcial. Resulta muy fácil reconocerles. Vienen con ese aspecto de misa de los domingos, bien peinaditos —padres e hijos—, ropa hiperplanchada, juguetes nuevos y carísimos y ese irritante comportamiento propio de las manadas, falto de espontaneidad, terriblemente severo y aburrido.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
+33
-1

Uno de estos típicos colegas cabreados de Windows se me acercó el otro día indignado y me preguntó si yo sabía la razón por la cual una multinacional con tantos recursos como Microsoft era incapaz de hacer un sistema operativo mínimamente seguro. Tenía un antivirus de pago y, sin embargo, era la segunda vez en pocos meses que se le llenaba el sistema de virus y troyanos... ¿Les suena?

Este amigo es más inexperto que yo, lo que ya es decir, pero se me ocurrió explicarle su problema del siguiente modo:

Imagínate que alguien te vende una casa muy guay y super moderna, de esas de diseño, de esas que entran por los ojos. Al promotor no le ha costado mucho trabajo convencerte, ha llegado con una sonrisa seductora y te ha dicho: “Niño, esto es una ganga, y además no tendrás que preocuparte de nada: nosotros nos encargamos hasta de colgarte los cuadros, tú sólo tienes que llegar e instalarte”. Es una oferta irresistible. Por supuesto, la mayor parte de la gente pica, como ha sucedido contigo.

El promotor no te lo ha dicho, pero la casa guarda un secreto un tanto desagradable, como una de esas viviendas que vemos en las películas de terror donde reside un fantasma o quizás un psicópata en el desván.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
0
-1

La polémica desatada entre los ortodoxos de Ubuntu, gustosos de Unity, y los heterodoxos, que no herejes, de la misma distribución, un tanto disconformes de Unity, podría llegar próximamente a buen término a tenor de las últimas noticias que nos llegan del próximo lanzamiento de la versión LTS.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
+1
-1

El FBI llevaba tiempo intentando echarle el guante a los responsables de Megaupload, hasta que hace pocos días les cayeron encima con todo el peso de la ley (y del enorme poder del gobierno americano). Una operación compleja, ya que Megaupload es hija de estos tiempos y presentaba una de esas intrincadas estructuras que intenta por todos los medios burlar las celosas leyes nacionales de muchos países, entre ellos de los EE.UU., como es lógico.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
+3
-1

El proyecto Gnome llevaba tiempo en el centro de todas las miradas. Al parecer, según los más críticos, el desarrollo de su escritorio y demás aplicaciones parecía haberse detenido definitivamente en la versión 2, como si sus responsables se opusieran de plano a la idea misma de renovación. Se oía hablar de un próximo salto, Gnome 3, pero pasaban los años y su puesta en marcha se retrasaba una vez tras otra, truncando todas las expectativas. Los chicos de Gnome, sin embargo, demostraban no tener prisas aunque, eso sí, una idea muy clara del camino que debían seguir.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
+2
-1

En este mundo tan relacionista en que vivimos casi sobra decir que no existe nada que sea del todo malo; tampoco la crisis económica ha de serlo para todos. En este sentido, creo que Linux es uno de los pocos proyectos a los que la crisis le ha sentado bien.

Las empresas intentan reducir costes como sea, sabemos que lo primero que hacen es largar gente a la calle, pero aquéllas cuyo negocio depende de implementaciones informáticas se están dedicando a cortar por lo sano el pago de licencias privativas y a adoptar el SO del pingüino como base para desarrollar sus productos.

Imagen de ivisdrek
7 puntos
+1
0
-1

Es cierto, nunca da problemas. Yo lo tengo instalado en connivencia con Ubuntu, por necesidades del guión. El caso es que mantengo videoconferencias con algunos amigos y familiares del otro lado del charco a través de Msn, y no consigo comprometerles a que lo hagan con Skype o Ekiga. Y, ya se sabe, con las cosas de la familia, y de los amigos, no se juega.

Pero, como digo, Windows nunca da problemas. Entiendo perfectamente a quienes critican programas tan burdos como Ubuntu y derivados de Linux. Algunos windoseros llevan tiempo machacándome para que cambie de XP a 7, a ellos les gusta estar a la última. Hasta que un día me dan una copia y me conminan a que haga la actualización. Fue sorprendente, Windows 7 no me dio ningún problema.

Páginas

Suscribirse a RSS: Blog de ivisdrek