¿Tiene límites el Universo?

+1
0
-1

Por fin estamos llegando.

Han pasado ya muchos años desde que Richard M. Stallman se liase la manta a la cabeza, y comenzase un proyecto al que muy pocos vieron futuro a principio de los 80. Mientras veía como se desmoronaba a su alrededor todo un mundo de software y hackers que había sido su vida durante 10 años, para dar paso a un mundo regido por las licencias y el dinero, decidió ir contra corriente y distribuir libremente el software que escribía. Olé sus huevos.

Por aquellas fechas, Bill Gates también andaba haciendo la mejor jugada de su vida: vender a IBM para su nuevo PC (a punto de salir al mercado) un sistema operativo. Pero el golpe maestro fueron las condiciones de la venta: Microsoft se quedaba los derechos de licencia, mantenimiento, e incluso la capacidad de vender el DOS a otras compañías. IBM aceptó, pensando que lo que producía dividendos era el hardware. Encima, a los pocos días, le compró a un informático el sistema operativo QDOS (Quick and Dirty Operating System) por 50.000$. Era principios de los 80, y aún nadie había calculado el valor real del software. Salvo él.

El caso es que IBM buscaba posicionarse en un mercado que estaba naciendo, así que al poco tiempo del lanzamiento, publica las especificaciones de la arquitectura, lo que provoca que cualquier fabricante pueda hacer PC's; bajan rápidamente los precios, y los PC's empiezan a venderse como auténticos churros. A partir de ese momento se venden tantos PC's que la arquitectura se convierte en un estándar de facto, superando ampliamente a los Macintosh de Apple. Y los tres grandes beneficiados de este boom: IBM, Intel y Microsoft. Y sobre esta gran jugada montó su Imperio, hasta el punto de que incluso tras el lanzamiento de Windows 95, los ingresos por MS-DOS superaban a los de Windows. Y llegamos a las puertas del siglo XXI, y vemos que la mitad de la humanidad se ha pasado veinte años desarrollando hardware para el PC, y software para el sistema operativo más usado del Planeta, que aún conserva el corazón de aquel viejo QDOS.

¿Y qué fue de nuestro excéntrico Stallman durante todos estos años? Pues él siguió desarrollando software, junto con otros muchos que se unían a su paso al proyecto GNU. Y otros muchos proyectos y fundaciones dedicadas al desarrollo de software libre se fueron creando (postgreSQL, Apache, Mozilla...). En 1991, Linus Torvalds comenzó el desarrollo de un núcleo libre, que a día de hoy complementa el sistema operativo GNU de Stallman, hasta que se termine de desarrollar su propio núcleo, Hurd. En 1993, algunas empresas empezaron a distribuir selecciones de software libre, y con núcleo Linux: distribuciones como Slackware, Red Hat y Debian entre las primeras. Y otras muchas empresas y fundaciones han encontrado desde entonces en el software libre su principal fórmula de negocio. Pero después de 25 años de desarrollo de software libre, el software de Microsoft sigue siendo el más usado del planeta en escritorios y estaciones de trabajo, incluso tiene una importante cuota en el mercado de los servidores (sistemas operativos, correo electrónico, bases de datos, servicios de directorio, servidor web...)

Por fin estamos llegando al punto en que esto va a cambiar.

La ventaja con la que cuenta Microsoft, se ve incrementada con el hecho de que la mayoría de los fabricantes de hardware para PC's sólo desarrollan drivers para Windows, teniendo que utilizar los desarrolladores de software libre ingeniería inversa para poder soportar ese hardware en sus sistemas operativos, en lugar de utilizar las especificaciones del producto. Esto provoca que Windows sea el sistema operativo omnipresente en los escritorios, lo que genera un efecto dominó que hace que Windows sea el producto con el que estudian los ingenieros en las universidades, que utilizan las empresas en sus estaciones de trabajo, y que acaba siendo instalando hasta en los servidores de empresas, universidades, y administraciones; porque sale más barato un Windows 2000 que haya que reiniciar cada dos semanas por Nadie_Sabe_Qué (TM) que entrenar a alguien para que domine otro sistema operativo en condiciones, o contratar a uno que sepa hacerlo. Y para remate, abusando de su posición dominante, cada nueva versión incluye nuevo software que "forma parte del propio sistema" como un navegador web, reproductor multimedia, mensajería instantánea, correo electrónico, etc, llegando a 1GB la instalación de Windows XP.

Con esto, llegamos a la siguiente conclusión: ¡HAY QUE ENTRAR EN EL MERCADO DEL ESCRITORIO! Pero francamente, el software libre nunca ha brillado en el aspecto del soporte para escritorio:

  • El sistema gráfico ("X Window System" popularmente conocido como "las X's") es muy pesado, aunque muy versátil, eso sí; la arquitectura cliente-servidor lo hace muy práctico para el uso de terminales en red, pero es completamente inútil para la mayoría de los usuarios.
  • El soporte de gran cantidad de tarjetas gráficas es precario, y en muchas ocasiones desfasado. En muchas otras, inexistente; y en algunas, las menos, óptimo.
  • Hay un gran abanico de entornos de escritorio, lo que permite al usuario elegir el que más se adapte a sus necesidades, aunque se pierde la homogeneización. Lo que ocurre, es que la mayoría de usuarios no invierten ni un minuto de su tiempo en probar, investigar, y comparar catorce entornos distintos. Ni diez, ni siete, ni tres. Por eso, hemos llegado a un punto en el que predominan dos escritorios sobre los demás: GNOME y KDE.
  • Como consecuencia de esto, se ha creado una dualidad, en la que los programadores de aplicaciones para el escritorio tienen que elegir si desarrollar su aplicación para un entorno o para el otro. Esto repercute en el usuario en que tiene que cargar dos conjuntos de librerías gráficas en memoria, si quiere utilizar una aplicación que está desarrollada para el entorno que no está utilizando.

Por fin estamos llegando al punto en que esto está cambiando. A saber:

  • El cambio de licencia de "las X's" a una más restrictiva, ha propiciado la creación de la Fundación X.Org para continuar el desarrollo con la licencia anterior. Esta fundación, está cambiando el modelo de desarrollo, y el esquema monolítico del sistema por uno modular, más fácil de actualizar. Las principales distribuciones de sistemas operativos con núcleo Linux ya han empezado a migrar o han expresado su deseo de hacerlo en los próximas versiones. Además, el desarrollo de X Window System se engloba ahora en el proyecto freedesktop.org, al que también se han unido GNOME y KDE entre muchos otros, con lo que el desarrollo del escritorio está mucho más integrado y coordinado.
  • Por otra parte, los dos mayores fabricantes de tarjetas gráficas, nVidia y ATI, ponen cada vez más esfuerzo y empeño en hacer mejores drivers para Linux. Aún no son libres, pero es otro paso.
  • Y las distribuciones están entendiendo cada vez mejor las necesidades de los usuarios, y por ejemplo las últimas versiones de SuSE y de Novell Linux Desktop son perfectas para estaciones de trabajo; la lacra de virus, gusanos, troyanos, y demás fauna cibernética hará que cada vez más empresas decidan cambiar sus escritorios.
  • Mención a parte merece Ubuntu. Cuando terminé de instalarla en mi portátil, no podía creer que funcionase todo a la primera. Es como la reinvención de Debian, orientada al escritorio y servidores de gama media-baja. Una idea fantástica, y un proyecto muy prometedor... me apunto.

Por fin estamos llegando al punto en que el número de usuarios de software libre en escritorios es suficientemente importante para los fabricantes como para preocuparse por ellos y por su cuota de mercado, la denominada Masa Crítica. Superado ese punto, asistiremos al nuevo boom del software libre, entrando en un círculo vicioso que provocará un aumento sin precedentes de desarrolladores, beta-testers, usuarios, interés de los fabricantes...

Si hasta aquí ha llegado el software libre y su modelo de desarrollo, a pesar de las condiciones adversas provocadas por la situación de monopolio de Microsoft, ¿hasta dónde puede llegar una vez superada la masa crítica? ¿Tiene límites la imaginación? ¿Tiene límites el Universo?

Comentarios

Imagen de chatuser

Esto es como la fisión nuclear.

Llegada la masa crítica ... la reacción en cadena es inevitable.

De hecho en el mercado de servidores ya existe un antes y un después de Linux, empresas como HP, IBM y Sun tienen servidores certificados para Linux, aunque su proporción sea baja si existen es porque hay un mercado que los demanda, y el beneficio justifica su oferta.

Con el tiempo ocurrirá para el Desktop, hace 10 años Linux era un "experimento" para entusiastas universitarios, ahora es una alternativa para servidores y para usuarios que quieran llegar a más.

Si la progresión continúa ... ¿ qué pasará dentro de 10 años ?

Saludos.

----------
La ignorancia es el mejor negocio
Sólo los peces muertos van a favor de la corriente
<º)))<