La Revolución Ubuntu (una presentación para principiantes)

+1
0
-1

Les presento un artículo escrito por este principiante para otros principiantes.

LA REVOLUCIÓN UBUNTU
Desde las raíces más ancestrales de la Humanidad a una nueva visión del mundo

Ubuntu es un término que se remonta a lo más antiguo de las culturas sudafricanas zulú y xhosa, y en su traducción suele emplearse una pluralidad de fórmulas. Es un concepto que comporta una amplia visión del ser humano y de su manera de estar y entender el mundo, por lo que resulta difícil acotarlo o resumirlo en pocas palabras. La definición que cuenta con mayor predicamento es la pronunciada por el arzobispo y Premio Nobel de Paz Desmond Tutu, de origen zulú y, por tanto, quizás la persona más indicada para hablarnos de su significado:

"Una persona con Ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos."

Este singular término, que inmediatamente causa extrañeza a nuestros occidentalizados oídos, ha sido el elegido para bautizar uno de los sistemas operativos más exitosos de los últimos tiempos: el Linux Ubuntu. La elección de este nombre no es casual, y el hecho de que esté desarrollado en código abierto, es decir, que sea gratuito, no es ni siquiera su característica más destacada (en la red pueden encontrarse decenas de distribuciones basadas en el mismo principio). La diferencia está en la filosofía que le sirve de base, es decir, en los fundamentos de humanidad que su propio nombre contiene: ¡ubuntu!

El desarrollo de esta aplicación —llevada a cabo por Canonical— concentra sus esfuerzos en dos objetivos, que están estrechamente relacionados. Por un lado, proporcionar un software accesible al mayor número de personas posible; por el otro, que su estructura, componentes y programas asociados cumplan criterios estrictos de funcionalidad. Dentro del primer objetivo podemos situar su intuitiva interfaz, la gran estabilidad del sistema, propia de Linux, su impresionante soporte lingüístico, donde podemos encontrar la mayor parte de las lenguas habladas del mundo así como una cantidad increíble de dialectos y variaciones, y la cuidada selección de programas de software libre que trae incorporada, todos ellos orientados a las tareas de utilidad más reconocidas. Especial mención merece, también en este apartado, la gran cantidad de hardware que es capaz de detectar y configurar de manera totalmente automatizada, ahorrándonos el engorroso trabajo de tener que instalar los controladores uno a uno. En cuanto a la funcionalidad, cabe destacar su entorno sencillo —casi podríamos decir sobrio—, sin más elementos que los necesarios, lo que da como resultado un sistema operativo ligero y asequible no sólo a la mayor parte de los ordenadores modernos sino también a muchos de los antiguos.

El código de Ubuntu, como se ha dicho, es abierto. Esto también significa que cualquiera puede modificarlo a su antojo, adaptándolo a sus necesidades, y además colaborar sin ningún impedimento en su desarrollo y mejora. Ésta es precisamente el alma de Ubuntu: la cooperación y el esfuerzo común desinteresado frente al exclusivismo y el secreto profesional de las empresas corporativas, que al final acaban anteponiendo su afán de enriquecimiento a los intereses de los consumidores.

Dicho esto, hay que prevenir a los futuros usuarios de Ubuntu (al igual que ocurre con otras distribuciones de Linux) que su utilización requiere un importante cambio de mentalidad. El típico usuario “aburguesado” de aplicaciones como Windows se dará de bruces, en primer término, con una “desagradable sorpresa”: la sencillez visual y funcionalidad del entorno Gnome que implementa la versión estándar de Ubuntu, muy probablemente le parecerá “fea” y “pobre”. El usuario Windows tardará un poco en entender que muchas de las versiones que Microsoft lanza al mercado no están basadas en criterios de necesidad y que se trata, muy por el contrario, de una estudiada estrategia comercial concertada con los principales fabricantes de hardware (principalmente Intel). Las nuevas versiones de Windows son cada vez más espectaculares y atractivas, pero “casualmente” siempre mucho más pesadas que las anteriores y en ocasiones poco adecuadas para las prestaciones de los ordenadores que no son de última generación. El marketing hace el resto, y una buena parte de los usuarios acaban convenciéndose de que necesitan un ordenador nuevo. El negocio es redondo.

El usuario “aburguesado”, además, hará otro descubrimiento que le causará cierta perplejidad: al contrario de lo que ocurre con Windows, donde la papilla se sirve sazonada, cocinada y masticada, con Ubuntu (y Linux en general) tendremos que implicarnos personalmente en el aprendizaje de su manejo y habremos de buscarnos un poco la vida a la hora de sacarle el mejor rendimiento (pero no tiene por qué entrarnos el pánico: ahí está la solidaria comunidad de los foros de Ubuntu, siempre preparados para echarnos una mano). Una vez más, el usuario Windows no se da cuenta de que a las empresas de software, y a todas las empresas en general, no les interesa unos usuarios cuyos conocimientos puedan poner en peligro la lucrativa dependencia que el fabricante siempre intenta establecer con respecto a sus consumidores. La estrategia suele tener éxito, pero a un alto precio. Para mantener a los consumidores sumidos en la más perfecta ignorancia hace falta que éstos nunca pongan en duda el producto, y para que esto sea posible es necesario que fabricantes de software como Windows se vean obligados a reclutar a un verdadero ejército de programadores con el objetivo de crear un entorno gráfico ideado para el perfecto torpe “aburguesado”, que normalmente de lo único que está pendiente es de su comodidad y para el que hay que diseñar una amplia gama de muletas a fin de que no se tropiece en el primer escalón de entrada. Y ésta es una de las razones de por qué Windows es tan pesado y consume tantos recursos innecesarios. El símil lo hemos hecho con Windows, pero lo mismo cabe decir de casi todas las empresas corporativas.

Y ahora viene ubuntu. Si fuéramos capaces de asumir esta filosofía y ponerla en práctica nos resultaría fácil imaginar un mundo mucho más sencillo y funcional, regido por criterios de necesidad —y no de despilfarro como sucede ahora—, respeto a todas las culturas y al medioambiente. Los ciudadanos estaríamos mucho más implicados en los problemas de la comunidad (y de la aldea global) y no nos conformaríamos con ser simples espectadores de la actualidad; buscaríamos aunar esfuerzos y poner nuestras habilidades al servicio de los demás. Fabricaríamos coches con lo mínimo imprescindible para que cumpliera su función, con materiales reciclables y duraderos; no nos importaría que su diseño quedara desfasado a los pocos años y sacrificaríamos con gusto algunos elementos de nuestro confort si ello implicara un coste inasumible para el medioambiente. Y estos mismos principios podríamos aplicar a la fabricación de ordenadores, electrodomésticos, viviendas, al funcionamiento del Estado, de las empresas, etc.
¿Utopía? Esto no ha hecho más que empezar, e Internet tan sólo es la punta de lanza.

P.D.: Quiero animar a todos los que han leído este artículo, si no lo han hecho ya, a que prueben en sus ordenadores la última versión de Ubuntu (o incluso cualquier otra basada en Linux); es libre, se la pueden descargar de Internet. Descubrirán que hay vida más allá del monopolio con que ciertas empresas intentan amordazarnos. Les invito a que se arriesguen, a que pierdan el miedo, y que con este sencillo gesto desafíen el orden establecido, el mismo que está llevando el planeta a la bancarrota. Pero, sobre todo, que éste sea el primer paso hacia una nueva forma de entender y actuar en el mundo, y que nuestros antepasados más remotos ya habían aprendido: ¡ubuntu!

Comentarios

Imagen de Pilar_PA

Esto me suena a copypaste descarado... pero aun así... leerte todo esto para ver si está correcto es una labor de chinos... y así se me van a quedar los ojos xDD

¡¡Un saludo!!

Medion Akoya sim2120 Svarowsky Crystal Edition Pink
Procesador Intel Core 2 Duo T5550
Tarjeta Gráfica Media Accelerator X3100
12,1"
Webcam integrada 1,3 MP + micrófono
3 GB Ram
250 HDD
Tarjeta de red Intel PRO / Wireless 3945 . a/b/g
Bluetooth int

http://elbauldeniniel.blogspot.com<-- ¡Linux, programación, y más cosas!

Imagen de ivisdrek

Lo copié de un documento Openoffice; es un artículo que escribí hace unos meses. Perdón si es demasiado largo o si el formato no es el apropiado...

Saludos

Principiante pero entusiasta de Ubuntu y de la filosofía que lo impregna. Otro mundo es posible, y Ubuntu es la prueba.

____________________________

https://eljardindelexilio.wordpress.com/

Imagen de wnino

Felicitaciones! Muy agradable e interesante tu artículo.


Lee y cumple las Normas, Pregunta antes a San Google y si tienes éxito con tu problema: dí cómo lo hiciste, edita el título del post y pónle (solucionado)

Lee y cumple las Normas, Pregunta antes a San Google y si tienes éxito con tu problema: dí cómo lo hiciste, edita el título del post y pónle (solucionado).
Imagen de ivisdrek

Gracias!!!

Principiante pero entusiasta de Ubuntu y de la filosofía que lo impregna. Otro mundo es posible, y Ubuntu es la prueba.

____________________________

https://eljardindelexilio.wordpress.com/

Imagen de sancochito

Muy bueno pero para aclarar las cosas desde el principio es GNU/Linux no linux a secas que si no R. Stallman se mosquea :P.

Imagen de ivisdrek

Ok, todavía soy nuevo en este mundo y muchas cosas se me escapan. Gracias por tu aclaración.

Principiante pero entusiasta de Ubuntu y de la filosofía que lo impregna. Otro mundo es posible, y Ubuntu es la prueba.

____________________________

https://eljardindelexilio.wordpress.com/

Imagen de patxi.k

entiendo esta filosofía que planteas, y llevo tiempo planteando por otros foros el asunto de internet 2.0 y el control que se pretende tomar sobre la red por parte de los gobiernos y poderosos del mundo, me parece que mentes pensantes del codigo libre deberian pensar en una forma de trasmitir internet de forma gratuita y global, no se como, quizas por radiofrecuencia? como las emisiones de radioaficionado?.
el satelite, el cable, la red de telefono, la antena de tv, todo ello estara controladisimo en un futuro no muy lejano....

Imagen de ivisdrek

Tu inquietud es razonable, pero no debemos olvidar que el mundo lo construimos entre todos, no sólo es producto de la voluntad de los gobiernos. No creo que la solución pase por enfrentar el pueblo a los poderes públicos, que en definitiva y en teoría, emanan de los pueblos. Por el contrario, el objetivo debe ser que los intereses de los gobiernos y de los pueblos finalmente empiecen a confluir, tal y como si viviéramos en democracia...

En definitiva, creo que TODOS debemos implicarnos en conseguir un mundo mejor y sin exclusiones. Y unos de los mayores problemas que afectan al mundo en la actualidad es la indiferencia. Hay que tomar una actitud más activa en la vida pública. Hay que aprender a ser exigente. Claro que esto implica molestarse un poco, y puede que no todo el mundo esté dispuesto.

Hay que levantar el trasero del asiento y preguntarse qué podemos hacer por los demás. Ubuntu es un buen ejemplo.

Saludos!!!

Principiante pero entusiasta de Ubuntu y de la filosofía que lo impregna. Otro mundo es posible, y Ubuntu es la prueba.

____________________________

https://eljardindelexilio.wordpress.com/