Redmond, tenemos un problema

+1
+8
-1

En Redmond (sede de Microsoft), tienen un problema. Allí probablemente lo saben desde hace bastante tiempo, pero ahora es cuando está volviéndose cada vez más obvio. El problema es que durante la década de los noventa y el principio del nuevo siglo, los sistemas operativos experimentaron una increíble evolución: lo primero fue huir de la línea de comandos, luego los sistemas lo-que-ves-es-lo-que-hay, las barras de herramientas, los discos autoejecutables, un sinfín de avances que hacían que entre cada versión de un sistema operativo y la siguiente hubiera un abismo de diferencia.

El problema es que esta evolución comenzó a tocar techo hace poco menos de diez años. Al igual que con la evolución de los colores y la resolución, se llegó a un punto en el que el ojo humano ya no era capaz de distinguir un número tan exagerado de colores o una resolución tan infinitesimal, llegó a un punto en el que se creó un sistema operativo que respondía a todas las necesidades de los usuarios. Para la mayoría de los usuarios ese sistema se llamaba Windows XP y, a ojos de la mayoría, era hermoso, estable y rápido.

Durante un tiempo, tal unanimidad debió ser un importante motivo de alegría para Microsoft, que vio como su sistema operativo se convertía en el estándar en todo el mundo. Pero, conforme pasó el tiempo, surgió la necesidad de sustituir el producto antiguo por uno nuevo y entonces apareció el problema. Ya no había ningún avance capaz de ganarse rápidamente el favor del público, después de la invasión del plug-and-play y la tecnología USB.

Mucho debieron pensar sobre cómo solucionar esta solución. La conclusión a la que llegaron fue que harían un sistema operativo ligeramente incompatible y con una interfaz renovada, es decir, Vista. Esta solución resultó ser un fracaso. La compatibilidad era un punto fuerte del sistema anterior y la nueva versión dejaba de ser compatible con la increíble variedad de software y periféricos. Respecto a lo de renovar la interfaz, probablemente habría gente que la encontrase muy atractiva, pero para la inmensa mayoría, poco interesada en la tecnología y con ganas de hacer lo que antes hacían de la misma manera, era un absoluto fiasco. El último cartucho que guardaban en la recámara, un sistema gráfico diferente, pero incompatible con el anterior, también fracasó. Las editoras de juegos no estaban interesadas en desarrollar para una plataforma con un número tan escaso de usuarios si podían llegar a un público potencial mucho mayor con una tecnología muy similar.

Superar a Vista no fue difícil, Windows 7 recuperaba todo lo que los usuarios echaban de menos de Windows XP. El problema ahora es que no ofrece nada nuevo. Windows 7 es tan compatible como Windows XP. Bien. Windows 7 es tan cómodo como Windows XP. Bien. Windows 7 es tan seguro como Windows XP. Bien. Pero, ¿y qué más?

Las campañas publicitarias difícilmente esconden que el nuevo sistema no ofrece absolutamente nada nuevo y, resulta difícil convencer a un usuario de que se gaste una cantidad ingente de dinero sin ofrecerle nada a cambio más que unos retoques estéticos. Para bien o para mal, los usuarios ya no quieren revoluciones. Quieren su barra de herramientas, sus menús y sus ventanas. Las herramientas más sencillas son las más útiles y el mundo informático parece haber encontrado los equivalentes en su mundo al pico, la pala y el cubo en la construcción.

El tiempo de los grandes sistemas operativos monolíticos toca a su fin y entramos en la era de los service packs. Actualizaciones continuas y personalizadas que retocan el sistema operativo sin obligar a una instalación de cero, especialmente si dicha instalación supone abonar una importante cantidad de dinero.

Linux aporta algo realmente nuevo al mundo de los sistemas operativos, el sistema operativo deja de ser una aplicación de software y se convierte en una plataforma, una base sobre la que construir un juego, una aplicación de ofimática o lo que haga falta. Con un mínimo de esfuerzo se puede conseguir una compatibilidad infinita. Los programas son la reinvención de libros y con Linux es mucho más fácil que puedan leerse dentro de mil años.

La única diferencia que separaba al usuario genérico de Linux, la facilidad de uso, empieza a esfumarse rápidamente. Distribuciones como Ubuntu logran que las tareas comunes sean cada vez más sencillas. Su elevada cadencia, a pesar de los problemas que conlleva, genera entusiasmo en sus usuarios y le permite avanzar rápidamente. ¿Quieres poder conectarte automáticamente a las redes cableadas? Solucionado en seis meses. ¿Quieres una conexión más cómoda al wifi? Solucionado en seis meses. ¿Quieres un entorno más pulido? Solucionado en seis meses. ¿Quieres gráficos en 3D en tu ordenador?... casi solucionado.

Los gráficos 3D y los juegos en general son uno de los últimos obstáculos que le quedan por superar a Linux y, gracias a iniciativas como Wine o las bibliotecas Gallium, es posible que sea posible salvarlos próximamente. Incluso, dada la primacía tecnológica y los incansables esfuerzos de sus usuarios, es posible que incluso se supere la referencia. ¿Y qué ocurrirá si los juegos llegan a verse mejor en Linux que en la plataforma para la que fueron programados pero que, a consecuencia de lo cerrado de su desarrollo, pierden eficiencia?

En Redmond están a punto de tener un problema muy grave. También tienen en sus manos una solución que podría cambiar las tornas para todo el siglo: liberar el código de Windows XP. Esta medida diluiría la comunidad Linux y dejaría sin sentido las promesas de economía que ofrece el software libre. Windows XP está en el momento justo: es algo lo suficientemente antiguo como para poder regalarse, pero no tanto como para que no genere interés, que es lo que ocurriría si se regalase Windows 95 o 98. Esta solución garantizaría que todos los organismos públicos, todos los países del tercer mundo y todas las escuelas aprenderían Windows. También supondría una importante pérdida de beneficios a corto plazo, pero convertiría a Windows en el sistema operativo de la humanidad durante un tiempo incontable.

Probablemente a nadie en Redmond se le haya ocurrido una medida tan radical y, si alguien a llegado a esta conclusión, probablemente haya acabado en la calle. Sólo una empresa joven y dinámica podría asumir tales riesgos y Microsoft no es ni una cosa ni la otra.

El tiempo pasa. Windows XP se muere a manos de la empresa que lo creó. Windows 7 ha puesto boca arriba sus cartas y no ofrece ninguna novedad. Ubuntu mejora regularmente cada seis meses. Microsoft necesita beneficios y, la opción más sencilla, luchar contra la piratería reduce aún más su ya dañada reputación. Además, al impedir la piratería, indirectamente limita la difusión de su sistema operativo, tal como está pasando en Rusia o China.

Google, que parece haber aprendido de los errores de Microsoft, se atreve a innovar y nos pregunta ¿qué importa el sistema operativo mientras que el navegador sea el mismo? Los sistemas operativos invaden nuestra vida más allá de los ordenadores conquistando nuestros teléfonos, nuestros televisores y nuestros equipos de música.

¿Predominará Windows 7? Probablemente sí, pero sus sucesores lo tienen cada vez más difícil. ¿Predominará Ubuntu? No se sabe, depende de la voluntad de su creador y la comunidad que lo desarrolla, pero el tiempo está a su favor. Pase lo que pase, Linux ha plantado una semilla que está destinada a unir los ordenadores del planeta.

Y es que, tal como se escuchaba en El gatopardo, «todo tiene que cambiar para que nada cambie», pero en Redmond todavía no se han enterado.

Tienen un problema.

Comentarios

Imagen de watjilpa

Imagen de bean

Claro que predominará

Ubuntu o el espíritu de Ubuntu, aunque dejara de ser el Ubuntu que preferimos hoy como Ubuntu.

En todo concuerdo con Wat y este excelente artículo ya tiene "dueño", esto es, este foro.

bean lo.

Imagen de dcaprio

Buen desarrollo, al cien por cien contigo.

 

El que a buen arbol ser arrima, buena meada le cae  ¡¡¡

Imagen de sancochito

Microsoft es una empresa que sobrevive generando beneficios, no creo que liberen ningún código parcial o completo, jamás de los jamases, de su S.O., eso sería tirar piedras contra su propio tejado por mucho que sea windows xp o si me apuran hasta ms-dos.

Imagen de watjilpa

... casi merecería trasladar el peso del enfoque hacia GNU/Linux que es el S.O. que, a fin de cuentas, interesa en este foro.

De esa manera, el título de la entrada rezaría: "Canonical, tenemos una oportunidad".

Porque aunque los problemas de Microsoft tienen una cierta relación de causalidad con el éxito de Ubuntu, es en realidad el progreso de éste, y no el fracaso de aquél, lo que debería importar en el foro, si bien he de reconocer un cierto regocijo y satisfacción malsana cada vez que me llegan noticias de las desventuras de Windows. Sé que no debiera, pero es humano (incluso humano-programador).

Bueno, era por ponerle alguna pega a un artículo tan, tan bueno.

Saludos,
Wat

Imagen de GHOUL

Con su extensa base de usuarios a los que no les gustan los cambios es hoy en dia imposible que creen un nuevo sistema operativo apartir de cero, que es lo que nececitan, Aple ya esta en su 3 sistema operativo, linux ofrese una variedad de opciones casi indecente; pero en microsoft estan atorados por la imposibilidad de cambiar su sistema bajo la amenaza de perder un enorme numero de usuarios, que es lo que pasaria si crearan un nuevo sistema operativo de la nada, si los usuarios se vieran en la necesidad de aprender un nuevo SO y tener que buscar remplasos para sus programas. Obiamente esto no les conbiene y seguiran sacando nuevas verciones sin ninguna mejora contundente y real

Buba tiene lonjas

Imagen de ilomo

Muy bien escrito el post... la cuestion de la seguridad en Xp deja bastante que desear y lo saben.
Opino que el cloud computin tiene ahora mismo mucho futuro debido a la crisis global y la necesidad de reduccion de costes; de hecho, en el simo estan metiendolo por las orejas...

un saludo

Imagen de morpheus666

NIHIL NOVUM SUB SOLE....

Pon tu mano, la que me diste, sobre mi hombro
y avanza tras de mí pues la senda se estrecha:
por entre ruinas caminamos,[...]
...tropezamos con el pasado al avanzar, todo es renuevo;
los en brote y los secos son los mismos ramos
lo que ha de ser ha sido ya, nada hay de nuevo.

Rosario de sonetos líricos
de Miguel de Unamuno

Windows aun no conoce el ocaso... pero el amanecer de Linux
deja entreveer un hermoso dia y un grandioso camino por andar...

Imagen de MultiPc

Muy Buen Aporte.
Coincido Totalmente.
Saludos

Imagen de djsildo

Nosotros tenemos algo que ellos (micro$oft) nunca tendran una filosofia y una manera de vivir, nos gusta aprender y tambien enseñar, pero por enseñar no te cobro y hacer ubuntu cada vez mas grande y accesible es un reto, hay gente que aun no ve por mastinez(MASTIN ES UN PERRO MUY GRANDE) o por que no conoce pero ese es nuestro reto, amigo bill eres como los pubs de moda tienen su tiempo pero luego pasan de moda, gracias por leerme y por aguantar mis faltas de ortografia.

Me gusta aprender algo nuevo todos los dias

Imagen de Firecold

Felicitaciones amigo me has inspirado

Imagen de MultiPc

A mi humilde entender que hoy redmond esta festejando despues de 11.04...
me parece eh, vamos a ver como se da todo en estos meses

Imagen de granadajose

Sí, Unity no es ninguna maravilla por ahora, aunque curiosamente la comunidad está mucho menos furiosa de lo que pensaba.

En cualquier caso, con Ubuntu siempre sabes que podrás utilizar el escritorio que quieras, aunque no venga «de fábrica». Algo que no pasa con Windows.

Imagen de Jose Luis 1320

Simplemente ayudarìa a Wine, ayudarìa a ReactOS, surgirìan miles y miles de desarrollos libres como este ultimo sobre la plataforma windows y algo de competencia surgira, serìa la sentencia a muerte de microsoft, la linux desaparecerìa... mmmm no lo creo, quienes han programado linux y quienes lo ha usado no se sentirían tan atraídos a un software tan ineficiente.

Lo que en verdad tiene miedo Redmond es a las pequeñas laptops verdes y con un consumo de batería eficiente y que se regalan a los niños que viven en pueblos del mal llamado tercer mundo y es por eso que desde hace mucho tiempo ha presionado para que esas laptops tengan windows xp (por que no les pueden poner todo el bloatware de windows vista/7) a parte del sistema operativo libre (sugar) que en un principio tenían, ahora esas laptops las ofrecen con arranque dual.

No estan festejando por el lanzamiento de Ubuntu 11.04, tampoco festejan por el lanzamiento de gnome3, tampoco festejan por el proximo lanzamiento de Fedora que va incluir gnome3.

Estan teniendo problemas! y bastante serios!, Firefox ha representado un grandioso problema, pues los usuarios de Windows pueden prescindir de su navegador mandatorio, y ahora con la presencia de google chrome, su navegador parcheado (internet explorer 9) puede que no tenga alternativa... ¿que es lo que les queda? simple. llenar al internet de bloatware y cosas inútiles para hacer que internet explorer 9 use la gráfica y entonces el usuario promedio necesite de un navegador que use la gráfica para que pueda renderizar los documentos html, cosa que puede dejar en desventaja a Chrome (no lo creo) a Firefox, a opera y a los demás...

y por su parte Linux ha demostrado en pocos años que es un buen sistema para las PC's domesticas y no solo en los servidores, cosa que a microsoft no le gusta y se esfuerza para impedirlo.

"Yo sólo se que no se nada"
-Sócrates, filósofo griego.
-Normas del foro