Y ahora nuestro elefante tiene Consorte

+1
+1
-1

El proyecto Gnome, desde que dio el salto a la versión 3 se ha caracterizado por crear controversia en dos frentes principales. El primero y mas notorio ha sido el cambio en la interfaz y con ello en la experiencia del usuario. Muchas personas a lo largo de todos los rincones del planeta han dado de brincos y respingos por el cambio. Unos simplemente abandonaron este DM y pasaron a engrosar las filas de otros DM, que hasta ahora estaban menos favorecidos, KDE y principalmente Xfce han visto como su número de usuarios ha crecido.

Atentos a esta reacción varias distribuciones se han negado a dar el salto a la versión 3 de Gnome y a su Shell, y otras se han decidido a solamente tomar las partes de Gnome 3 que les interesan y han creado sus propias nuevas experiencias de uso. Ubuntu ha sido el primero en hacerlo con Unity y al poco tiempo ha sido seguido por otros proyectos como Cinnamon, Pear, Pantheon, Cairo y no recuerdo cuantos mas. Incluso apareció MATE que intenta mantener vivo a toda costa el antiguo Gnome 2.

El segundo frente, menos obvio al menos al principio es el del rendimiento, tanto de Gnome 3, como de sus “nuevos escritorios-engendros”. Cualquiera que haya usado Gnome 2 habrá experimentado una notoria caída en la velocidad y respuesta general de su computadora al pasar a Gnome 3. Unity sin duda es el peso pesado de esta categoría, convertido en el escritorio para GNU / Linux mas pesado y torpe de todos los que existen (incluyendo KDE). En el otro extremo se situaba Gnome Panel, una especie de Gnome 2 "inventado" para cuando no se tuviera aceleración gráfica 3D disponible y que ahora ha sido formalmente terminado desde el propio proyecto Gnome y no aparecerá en el futuro Gnome 3.8 de muy próxima liberación.

Ross Perot, cuando fue el mandamás de GM, la describía como un elefante que solamente podía cambiar (cualquier cosa) después de un tremendo esfuerzo debido a su gran tamaño y volumen; Gnome parece haber copiado este modelo y al menos a mí me resulta claro que estuvieron estáticos en su postura demasiado tiempo.

La actitud de los integrantes del Proyecto Gnome hacia todas las críticas, derivaciones, rechazos y comentarios ha sido por lo regular el ignorarlas por completo. Parece que incluso estuvieran invitando a los inconformes a seguir su propio camino. Con esta actitud han convertido a una comunidad que era bastante unida y solidaria en algo disperso, inconforme y fragmentada.

Desde que Gabriel me recomendó ver SolusOS he seguido con interés esta distribución (basada en Debian) y el día de ayer me tope con la noticia que también ellos se han decidido a crear un nuevo escritorio para su distribución. Uno que preserve la experiencia de uso y (en la medida de lo posible) el desempeño del antiguo Gnome 2. ¿Pero ya existe MATE o no? Que es de hecho la continuación de Gnome 2. ¡Esto es diferente!

Los responsables de SolusOS se han decidido a “forkear” Gnome Panel y con él Metacity (el nuevo), Nautilus y algunas otras cosas necesarias. Que ahora serán conocidos como Consort, Consortium y Athena respectivamente. Este enfoque es muy interesante ya que no implica quedarse atrás conforme los diversos aplicativos de terceros continúen su lenta pero irremediable migración a GTK 3 / Gnome 3, como de seguro le ocurrirá a MATE.

Ya hace algunos meses, en este mismo espacio comentaba que parecía que en el proyecto Gnome se había dado un cambio de timón, nada de escándalos ni de espavientos, pero un cambio al fin y al cabo. Ayer me pareció mucho mas notable que en aquellos días, ya que al menos 2 de los integrantes de Gnome han intentado convencer a SolusOS para que reconsideren su actitud, (nada de reconsiderar ellos). La pregunta es: ¿Y ahora por qué? La respuesta solamente la tienen dentro de Gnome, pero si tengo que especular diría que SolusOS con su Consorte está planteando el mas formidable reto y competencia para Gnome 3 y su Shell que se haya visto hasta ahora. Perfectamente capaz de seguir el ritmo del cambio tecnológico impuesto por la natural evolución de GTK y del propio Gnome 3, incluso del ya no tan lejano Gnome 4; con un rendimiento inigualable por cualquiera de los escritorios derivados, devolviéndole todas las características perdidas del panel de Gnome 2 (que se sospecha han sido cortadas a propósito) e incluso ampliándolas y mejorándolas como ya han prometido.

¿Cuantos usuarios del ahora bastante reducido número de seguidores del Gnome “original” se decidirán a unirse a este Consorte, para recuperar su amada experiencia de uso y el rendimiento de sus computadoras? No hace muchos días dialogaba aquí con un forista que estaba 100% empeñado en instalar Gnome 2 en Precise Pangolin. ¿cuántos mas hay como él?

En Gnome hace falta un líder fuerte y carismático (y no estoy hablando del regreso de Miguel de Icaza) que sea capaz de reunir a todos los inconformes y crear una Nueva Visión para Gnome, donde todos tengan cabida y los proyectos avancen al unísono como integrantes de un nuevo gran todo. Uno que ofrezca a los usuarios la mejor y mas completa oferta de entre todo lo que existe, hablando de escritorios libres.

Lo expreso así porque ya no creo posible que siquiera uno de los nuevos proyectos de marcha atrás, Canonical no va a olvidarse de Unity, ni Mint lo hará de Cinnamon o de Mate. ¡Nadie lo va a hacer! Pero creo que todos deben y pueden entender que esta ridícula fragmentación puede llevar a la extinción de Gnome con consecuencias funestas para todos.

Por mucho que se diga, las distribuciones no son realmente sistemas operativos, son armonizadores de los muchos proyectos independientes que forman parte del único sistema operativo que tenemos: GNU. Por lo tanto no tienen la capacidad, ni humana ni financiera, para hacerse cargo del desarrollo y mantenimiento de una de sus partes más importantes como es el Desktop Manager.

Todos necesitamos un Gnome revitalizado, aún cuando esto signifique que Gnome Shell pase a ocupar un asiento junto a otro muchos escritorios. Todos igualmente importantes, todos igualmente necesarios. Es tiempo que los programadores, administradores y líderes de distribuciones se den cuenta que son los usuarios quienes tienen la última palabra. Ya terminó la época en que GNU / Linux era un sistema operativo para expertos y fanáticos de las computadoras. Lo que no ha terminado, por el contrario ha crecido es el número de usuarios que tienen diferentes gustos y necesidades y como siempre en nuestro sistema operativo: Tienen libertad.

Comentarios

Imagen de ivisdrek

Estimado amigo gato2707, en primer lugar gracias por tus excelentes artículos y reflexiones. No pierdas nunca la costumbre.

Encontrándome en pleno proceso de pruebas con Bodhi Linux al tiempo que leo tu información sobre la consorte de nuestro elefante (¿Ganesha Gnome?), se me viene estúpidamente a la cabeza una imagen del budismo tántrico, con sus dioses y consortes... Debe ser que tantos dites y diretes entorno a nuestro amado Gnome me ha trastornado.

En fin. Creo que Gnome ha hecho un gran trabajo con su tercera versión, pero coincido con tu diagnóstico: el hecho de que tardaran tanto (tantísimo) en actualizarse al final les ha pasado factura. Al final han elegido el camino que resultaba más transitable para un elefante que necesita estar listo en poco tiempo (teniendo en cuenta que el desarrollo de la última versión debió haber comenzado mucho antes): la frugalidad en muchas de sus opciones de configuración. Me figuro una cosa como ésta: había que llevar al siguiente nivel al elefante Gnome, y no era cuestión de andarse con florituras o de darle demasiadas opciones para que se nos perdiera en la selva. De modo que se estableció un camino cercado para conducirlo, y quien no esté de acuerdo que se arrime a otros animales más dúctiles. Ya se sabe que cuando a un elefante se le mete una idea en la cabeza, lo mejor es ponerse a cubierto.

Claro que si se dejó que Gnome llegara a la condición de elefante fue debido a la intransigencia de sus desarrolladores. La mayoría de los proyectos que integran el proyecto GNU necesitan apoyarse los unos en los otros para poder seguir adelante e "integrarse". A partir del momento en que uno de ellos decide aislarse e interrumpir el flujo de intercambio, ha cavado su propia tumba.

El problema es que Gnome es como uno de esos bancos que se consideran demasiado grandes como para permitir que se hundan. Aunque se lo tengan bien merecido.

Ay, Gnome, Gnome, cómo nos haces sufrir...

____________________________

https://eljardindelexilio.wordpress.com/

Imagen de gato2707

Y gracias por tus amables comentarios. Gnome está cambiando eso se ve, lo interesante sería saber en que y para que. Más aún cuanto tiempo le tomará el cambio y si será a tiempo.

Saludos desde México
Mi Web: El Gato con Linux

Imagen de Drac

Gracias por el artículo. Me ha aclarado varios puntos en esta especie de "guerra de escritorios" que ha estallado.

Para mí, la llegada de Unity (que después de probar un tiempo decidí dejar de lado), y la poca agilidad de Gnome 3 han sido un problema, que se resolvio con Xfce.

Imagen de benson1961

Yo me pase a Zorin OS, identico a Ubuntu pero estilo gnome 2