Ubuntu 13.10 junto a Windows 8. Increíble pero cierto.

Imagen de Lensowsky
0 puntos

Hola Ubunter@s:
Me he decidido a crear este post debido a los problemas que he tenido recientemente al intentar instalar Ubuntu 13.10 junto a Windows 8.
Mi problema residía en que, básicamente, el lector de particiones del live cd no reconocía mi sistema de particionado, con lo que para poder instalar Ubuntu, debía prescindir de Windows.
Mi equipo es un Toshiba Satellite Pro C850 – 1FJ con Procesador Intel® Core™ i3-2370M CPU @ 2.40GHz × 4 con 4GB de RAM, un disco duro Hitachi HTS547550A9E384 (JE3OA60B) y demás características que no son relevantes.
Aquí el problema es que el sistema de particionado que reconoce Windows es MBR (Master Boot Record) con formato NTFS, mientras Ubuntu indica lo contrario, es decir, reconoce un particionado GPT.
Este sistema de particionado lo incorporan los nuevos equipos, pues proporciona numerosas ventajas sobre el sistema MBR, como por ejemplo, que aumenta a más de 100 el número de particiones primarias de las que podemos disponer.
A priori, este sistema parece ser más ventajoso que el MBR, de no ser por que no permite la instalación de otros sistemas que sí sean capaces de leer dicho sistema (tengo entendido que Fedora sí lo hace). Pero no es el caso de Ubuntu.
En el menú de instalación incorporado en el live cd me reconocía el disco duro como vacío, es decir, sin ningún otro sistema operativo.
Pensé que podía deberse a un error en el disco, por lo que lo volví a intentar desde una memoria USB. En vano.
Busqué en papá Google la solución pero todo lo que pude encontrar fue a quienes desistían o lograban “resolver” el problema instalando otra distribución.
Por fin creo ver la luz al final del túnel cuando encuentro un post indicando cómo resolver este problema mediante gdisk. Gdisk es un programa ejecutable mediante terminal que te permite crear particiones, formatearlas, etc.
Cuando comienzo a particionar, desmontar, volver a montar, formatear y diagnosticar, me pierdo.
Me doy cuenta de que el problema debe poder resolverse de otro modo que no sea este, por lo que sigo buscando y encuentro otro artículo en el que veo a quién resuelve el problema mediante la aplicación “discos” incorporada al live cd. Tampoco resulta.
Después de leer incontables artículos relacionados en los que nadie parecía tener mi mismo problema, intentar diagnosticar mi equipo, intentar soluciones que parecían dignas de un programador (y yo con mi nivel más bien bajete de programación), y un muy largo etcétera, decidí trastear por mi propio pie y, finalmente, conseguí mi propósito.
La solución:
En primer lugar, inicié Ubuntu desde un live cd, desmonté el disco duro y abrí Gparted. Este programa no me leía la tabla de particiones porque supuestamente tenía un particionado GPT. Con este problema, decidí crear una nueva tabla de particiones, con la consecuente pérdida de TODOS los datos del disco.
Una vez elegido esto, me aparece un cuadro de diálogo que me informa sobre que el nuevo sistema será, por defecto, MBR (perfecto). Acepto.
Una vez aparece mi disco con el nuevo sistema, redimensiono al tamaño deseado y le doy formato fat32 (para la instalación de Windows 8).
Una vez formateado y particionado, reinicio y arranco desde un disco de instalación de Windows 8. En la pantalla de elección de lugar de destino del sistema, elijo la partición 1 del disco 0. Instalo. Reinicio y arranco con un live cd de Ubuntu, pruebo la instalación y... voilà, aquí aparece mi Windows 8.
Por supuesto, elijo las opciones avanzadas de instalación de Ubuntu 13.10 y me aseguro de que el particionado sigue como lo dejé. En efecto, así es.
Dejo un espacio de unos 15 GB para el punto de montaje “/” con sistema ext4, unos 6 GB para el “swap” y, el resto que no ocupa Windows, para Ubuntu en “/home” con sistema ext4. Procedo a la instalación de Ubuntu. Finaliza. Reinicio y... todo perfecto.
Así que, desde mi nuevecito Ubuntu os escribo y, si tenéis un problema similar, intentaré ayudar lo máximo posible dentro de mis limitados conocimientos.

Un saludo.

Lensowsky

Imagen de nolin
+1
+1
-1

Lo primero, agradecerte que compartas tus experiencias.
Sólo un par de cometarios:

En la BIOS de la placa base suele venir una opción de si "mostrar MBR" para "legacy devices", que más o menos es engañar a dispositivos antiguos que sólo saben manejar discos MBR en vez de GPT. Este no parece tu caso, pero parace que que es la ruta que has escogido.

Por lo demás, Windows, desde hace muchos años funciona mejor con NTFS que con FAT32. Ubuntu reconoce sin problemas ambos formateos. Pero solo las últimas versiones de Ubuntu se manejan con GPT y placas base con EFI en vez de BIOS.

+1
+1
-1
Imagen de Lensowsky
+1
0
-1

Muchas gracias por tu respuesta y, respecto a lo de la BIOS, mi problema es que Ubuntu no reconocía los formatos GPT. Lo que tuve que hacer fue formatear el disco entero eligiendo un fotmato tipo MBR. Desde ese paso pude configurar Windows y Ubuntu desde ambos sistemas.

+1
0
-1
Imagen de evalckea
+1
0
-1

Es posdible que este articulo, en Inglés te ayude: http://askubuntu.com/questions/244329/how-to-install-linux-on-a-computer...

+1
0
-1

Linux User 468545

Ubuntu User 21113 

Imagen de Lensowsky
+1
0
-1

Muchas gracias por la ayuda!

+1
0
-1
Imagen de coolox
+1
0
-1

Me acabas de salvar hermano, simplemente gracias por todo y perdon por tan poco.
Saludos

+1
0
-1

JS enthusiast & searching the meaning of life