Casi dos años

+1
0
-1

Hace poco menos de dos años cambié de domicilio, y desde entonces (hasta ahora) estuve sin servicio de Internet en casa. Me la pasé muy bien con mi Gusty todo este tiempo, incluso aún cuando no podía acceder a los repositorios de la distribución, pude instalar algunos programas que fui necesitando. Casi dos años sin sufrir caídas del sistema, sin preocuparme por lo que pudiese venir “oculto” en mi pen drive cuando necesité conectarlo a otra PC.

De vez en cuando en la oficina, cuando la carga de trabajo lo permitía y cuando la página de ubuntu-es funcionaba, me enteraba de alguna novedad, y por que no decirlo, suspiraba por poder actualizar uno que otro paquete con nuevas funcionalidades.

Lo que consideré más necesario actualizar fue OpenOffice: La versión 2.4 tenía algunos problemas que veo que se han resuelto al menos en parte. Además la falta de compatibilidad con formatos de versiones más modernas de MS Word, comenzó a volverse francamente irritante, sobre todo cuando tenía que usar archivos que me llegaban en ese formato.

Lo que en realidad más llamó mi atención en este periodo, fue la dificultad que tiene Ubuntu para quitar algún paquete, especialmente aquellos que se instalan por defecto. Cuando se intenta una operación de este tipo (no recomiendo hacerlo usando apt) si se continúa adelante, termina por desinstalar un montón de librerías que son necesarias para el correcto funcionamiento de otros programas, incluso el propio Gnome; no cabe duda que esto es muy molesto.

Cabría sugerirle a Canonical (o tal vez a Debian) que cambiaran la forma de la base de datos de los paquetes. Quiero entender que cuando se instala un paquete, en la base de datos se registran los otros paquetes que dependen de él, pero el proceso de desinstalación solamente busca las dependencias de este paquete en particular y se procede a eliminarlos también ¡Sin tomar en cuenta a cualquier otro paquete que comparta (total o parcialmente) las dependencias!

El sistema de paquetes compartidos de GNU / Linux es sin duda una de las grandes fortalezas de nuestro S.O. Evita la desmesurada repetición de librerías y a su vez garantiza una mayor interoperabilidad entre las diferentes aplicaciones, además de ahorrar grandes cantidades de espacio en el disco duro.

Sin embargo, la dificultad para quitar aplicaciones termina por provocar que los usuarios podamos llegar a tener instaladas muchas aplicaciones del mismo tipo, aunque solo usemos una regularmente. No importa cual sea la razón por la que alguno prefiera usar amsn en vez de pigdin u Opera en vez de FireFox, o K3B en vez de Brasero. Si los Discos Duros fueran de tamaño infinito, esto no representaría ningún problema, quizá el problema se limitaría a eliminar del menú de aplicaciones (que no del disco) los programas no usados.

Desafortunadamente en el mundo real los discos duros son de tamaño finito y muchos usuarios siempre estamos buscando por aquí y por allá programas que se adapten mejor a nuestras necesidades y deseos particulares, lo que nos lleva a instalar continuamente nuevos programas.

Desde otro punto de vista, ya que hemos decidido voluntariamente estar en el mundo del software libre ¿no resulta contradictorio que estemos “encadenados” a un grupo de programas dispuestos así por los responsables de la distribución?

Recuerdo como a MS se le ha criticado hasta la saciedad por “obligar” a los usuarios a usar el Internet Explorer, llegando incluso al extremo de que se le ha forzado (al menos en Europa) a distribuir su sistema operativo en versiones que no incluyan el susodicho navegador (a pesar que MS alegó durante mucho tiempo que el IE era una parte integral e indivisible del resto del S.O.)

Debo confesar que no he explorado como operan otras distribuciones en este sentido, me gusta Ubuntu y lo tengo instalado en 3 de mis 4 PC's (la otra tiene un antiguo Mandriva 2008 y solo la uso para guardar archivos multimedia a modo de servidor de medios).

Desde mi perspectiva Ubuntu, como cualquier otra obra humana, puede y debe ser mejorada; afortunadamente en este mundo del software libre los usuarios tenemos la oportunidad de colaborar con la mejora del producto. Continuemos pues buscando como hacer cada día un poco mejor a Ubuntu.

Saludos desde México.

Comentarios

Imagen de furtaxi

Que los programas que usa GNU/Linux, son como 50 veces más pequeños que sus equivalentes en Windows.

Por ejemplo, el editor de vídeo más "bestia", Cinelerra, anda por los 100 Mb, mientras Studio (para Windows), creo recordar que es un DVD, y bien cargado. La última vez que lo usé (estamos en el 2009... hummm, unos cuatro años), eran dos CDs de 700 Mb. Cierto que mucho eran clips de sonido y tal, pero vamos, algo absolutamente desproporcionado.

Yo, por mucho que instale, si dejo sin contar el /home de mis datos, ando siempre entre 3 y 4 Gb, de ahí no sube.

De vez en cuando, le paso un ubucleaner, y, cada 6 meses, un ataque agudo de distritis, y formateo... así que no tengo problemas de espacio. Al menos, por los programas. Otra cosa, son los vídeos que hago...

Lo de los "metapaquetes", si puede inducir a desinstalar algo que hace falta. Yo, lo que hago, es que arrastro el icono al panel superior, click derecho, propiedades, y ya tengo el nombre del programa individual. Entonces, lo desinstalo, sin cargarme nada más. Prueba a hacerlo, pero siempre atento a los mensajes.

Mi WEB 100 % GNU/Linux: www.vigovideo.es
El que busca encuentra. El que no, se pierde. Arriba a la derecha, un precioso buscador.

Mi web : www.vigovideo.es
Buscar es más rápido que esperar una respuesta.

Imagen de XDanteX

Ese es un pequeño problema que tiene GNU/Linux, aun falta tiempo para que aparezcan instaladores completos escritos en Shell de los programas mas usados, quien no quisiera instalar k3b con solo poner en consola ./k3b.sh o vlc, incluso Gnome, algun dia podremos hacer eso, solo falta un poco mas de empeño en eso y les aseguro que si se crea tal proyecto la migracion a GNU/Linux de parte de usuarios no expertos sera mas rapida.

Imagen de Goyo

quien no quisiera instalar k3b con solo poner en consola ./k3b.sh

Yo no quisiera, me parece que apt-get install k3b es suficientemente sencillo. ¿Para qué demonios necesitamos instaladores escritos en shell?

Y ¿no habíamos quedado en que los usuarios no expertos no quieren escribir nada en la consola? ¿Si no para qué se rompen los cuernos haciendo synaptic, el centro de software y todo eso?

Los problemas que tienes para desinstalar cosas no los entiendo, yo nunca los he tenido. Basta fijarse en las advertencias que hace apt-get (o synaptic o lo que sea). ¿Qué problema hay con desinstalar brasero?

Imagen de cousteau

Totalmente de acuerdo. Un instalador puede hacer prácticamente lo que quiera en tu ordenador, te puede llenar todo de archivos que luego no hay forma de quitar, te puede desconfigurar todo, te podría incluso borrar /home si quisiese. Lo que yo llamo una "bomba de fragmentación", vamos, que te llena el equipo de "metralla".
Un .deb, sin embargo, te pone cada archivo en su sitio, y cuando lo desinstalas te los quita. Todo limpito, como en Paycheck. (Aunque en los .deb se incluyen scripts pre/post-instalación/desinstalación, pero suelen ser inofensivos.) Y además te resuelven dependencias, instalando software adicional y evitando redundancias de software. Y si usas repositorios no tienes que buscar y bajarte el instalador, sólo decirle qué quieres y ya te lo baja.


«E: dpkg was interrupted, you must manually run 'dpkg --configure -a' to correct the problem» significa que dpkg se ha interrumpido y que tienes que ejecutar "sudo dpkg --configure -a" para corregir el problema.

«E: dpkg was interrupted, you must manually run 'dpkg --configure -a' to correct the problem» significa que dpkg se ha interrumpido y que tienes que ejecutar "sudo dpkg --configure -a" para corregir el problema.
Imagen de furtaxi

A la mayoría de los usuarios, malacostumbrados a Windows, les gusta doble click, y que se instale lo que sea... virus incluídos.

Si les haces seleccionar las aplicaciones, o crear accesos para cada una... se van.

Mira Mandriva/Fedora, que permiten escoger los programas en la instalación... Te lleva, tranquilamente, una hora el proceso.

Para los puristas, se puede hacer una instalación mínima, y luego ir añadiendo cosas... pero es necesaria una paciencia a la que los que vienen de Windows, no están acostumbrados...

Con lo fácil que es bajar un .exe pirateado, y otro para crackear.... :)

Mi WEB 100 % GNU/Linux: www.vigovideo.es
El que busca encuentra. El que no, se pierde. Arriba a la derecha, un precioso buscador.

Mi web : www.vigovideo.es
Buscar es más rápido que esperar una respuesta.

Imagen de XDanteX

Esa es una de las razones tambien de por que Linux es mas seguro, pero ten en cuenta que a muchas personas les agrada esperar una hora, lo cual lo de instaladores en shell seria un interesante proyecto para las personas que no entiendan de informatica, mientras nosotros tranquilos instalando como en la vieja escuela.

Imagen de gato2707

A ver permíteme explicar con un par de ejemplos simples:

1. Supongamos que tienes instalado la última versión LTS, esa versión tiene el OpenOffice 2.algo y por alguna razón (no importa cual) no puedes cambiar a una versión más nueva de Ubuntu, pero necesitas la versión más actual de la suite. Vas al sitio de OOO y te la descargas. a) Si intentas quitar la versión de OOO que tiene la LTS terminas por cargarte todo Gnome. b) Instalas así la nueva versión con lo que puedes terminar con 2 Writer, 2 Calc y así.

2. Tienes un disco duro relativamente pequeño, al instalar seguiste la recomendación de particionado y al comenzar a instalar esto y lo otro y aquello, resulta que no tienes espacio suficiente para seguir probando, tratas de quitar algo y: caplum!!! te cargas otros 5 o 6 programas.

¿Esto nunca pasa? vamos, seamos realistas pasa todo el tiempo, especialmente entre los más jóvenes, que instalan 29 reproductores, 10 quemadores, una vientena de editores de tags, 4 navegadores, etc, etc, etc.

Hoy mismo he leido varios post que muestran estas situaciones.

Lo que verdaderamente llama mi atención es el hecho nadie opinó (aún) sobre las limitantes a las libertades fundamentales del software libre. Me queda claro que si quiero probar un programa y después ya no lo quiero debería poder quitarlo sin demasiadas complicaciones.

En cuanto a Mandriva, permíteme comentar que aunque requiere de algunos pasos más para instalarse, en general toma aproximadamente el mismo tiempo que Ubuntu en el proceso, nada oneroso para aquellos que vienen de Windows (¿el 99% de todos nosotros?)

No me parece ninguna pretención astronómica pedir que haya una base de datos que le indique a los programas de administración de paquetes que cosas no se deben quitar porque afectan a otros programas, sin importar si llegan por un meta-paquete, un binario, Synaptic, un rpm convertido u cualquier otra forma que se te pudiera ocurrir.

Claro que existen distribuciones más austeras, Debian para no ir mas lejos, donde todo se hace caminando por las piedritas. Y claro la respuesta fácil es: Si no te gusta pues cambiate. Pero a muchos nos gusta en verdad a Ubuntu y más aún, nos gusta su filosofía de un sistema operativo para humanos y pretendemos que cada día avance más por ese camino.

Saludos desde México.

Saludos desde México
Mi Web: El Gato con Linux

Imagen de Goyo

Si intentas quitar la versión de OOO que tiene la LTS terminas por cargarte todo Gnome.

tratas de quitar algo y: caplum!!! te cargas otros 5 o 6 programas.

No tiene por qué ocurrir nada de eso a no ser que cometas algún error o seas víctima de algún bug.

¿Esto nunca pasa?

Claro, todos cometemos errores.

Lo que verdaderamente llama mi atención es el hecho nadie opinó (aún) sobre las limitantes a las libertades fundamentales del software libre. Me queda claro que si quiero probar un programa y después ya no lo quiero debería poder quitarlo sin demasiadas complicaciones.

Si lo has instalado desde un repositorio adecuado puedes quitarlo sin demasiadas complicaciones, a no ser que el empaquetador haya cometido algún error. Pero si lo ha cometido eso no afecta a tu libertad (aunque sí te afectará de otras maneras).

No me parece ninguna pretención astronómica pedir que haya una base de datos que le indique a los programas de administración de paquetes que cosas no se deben quitar porque afectan a otros programas

Efactivamente no es una pretensión astronómica, de hecho los programas de administración de paquetes en Debian y Ubuntu conocen esa información y la muestran al usuario cada vez que se va a desinstalar algo.

Imagen de furtaxi

Ya que no me atraen las suites, y nunca perdí Gnome.

Y si luego quieres instalar una versión más moderna, lo normal, es que te encuentres con problemas con las librerías... así que, nos vamos a lo Windows... que cada programa, instale las suyas, y ya tenemos el "cacao maravillao" por todo el HDD...

Mi WEB 100 % GNU/Linux: www.vigovideo.es
El que busca encuentra. El que no, se pierde. Arriba a la derecha, un precioso buscador.

Mi web : www.vigovideo.es
Buscar es más rápido que esperar una respuesta.