SCO muerde definitivamente el polvo.

Imagen de Capa
2 puntos

El jurado del tribunal de distrito de Utah dice en su veredicto que el copyright de Unix nunca se transfirió a SCO y, por tanto, los ataques a los usuarios de Linux sobre este particular no tienen ninguna base legal.

Es el último clavo en el ataúd de SCO.

Adios SCO. Nadie te echará de menos.

Noticia oficial en la página de Novell.