Richard Stallman: O los usuarios tienen el control del programa, o el programa tiene el control de los usuarios

+1
+3
-1

Entrevista a Richard Stallman, una de las personas que más ha contribuido en el mundo de la informática. Fundador del movimiento del software libre, gracias al cual existen actualmente multitud de aplicaciones que nos hacen la vida más fácil, y sobre todo, más libres.

Como “padre” del software libre y fundador de la Free Software Foundation, ¿qué opina de la situación actual? ¿esta ganando terreno el software libre al privativo?

Desde el comienzo de nuestra lucha, en 1983, hemos ganado mucho. Ya es posible hacer casi todos los trabajos comunes con un PC usando software libre. (El hueco principal es el CAD, el diseño de productos asistido por computadora, pero se está escribiendo un programa libre para el CAD.)

Pero el juego de Microsoft es poner obstáculos de inercia social en nuestro camino. Hay dispositivos que sólo Windows sabe manejar; no tienen drivers libres porque su modo de empleo es secreto. Microsoft y Apple regalan computadoras con software privativo a las escuelas, aprovechándose de ellas para imponer dependencia a los niños. En muchos países, el estado fomenta o exige que las escuelas enseñen software privativo.

La tecnología cambia. Casi todos los teléfonos portátiles son computadoras; aunque en muchos el usuario no pueda instalar programas, en casi todos los casos la empresa de red de telefonía sí puede, de modo remoto. Entonces es un dispositivo para instalar programas, una computadora. Si la empresa cambia el software del teléfono, es capaz de convertir el teléfono en dispositivo de escucha que transmita toda la conversación en el cuarto sin cesar nunca[...]

Están surgiendo otros muchos proyectos libres, ya no solo de software. Hay música libre, libros, cine, etc. ¿Qué piensa de esto? ¿debe ser toda la cultura libre, y no solo el software?

Opino que las obras de uso práctico para hacer trabajos en la vida deben ser libres. Estas obras incluyen los programas de software, las recetas de cocina, las obras educativas, las obras de referencia, las tipografías para el texto, y otras. En cuanto a las obras de arte, no opino que es obligatorio que sean libres. No estoy en contra de hacerlas libres, pero no insisto que sean libres. Lo que sí insisto acerca de las obras publicadas de arte es que sean compartibles: legalizar la práctica de compartir copias.

También, el derecho de autor no debe durar tanto tiempo; propongo 10 años después del día de publicación de la obra. El remix, es decir combinar copias de trozos de varias obras para crear una obra totalmente diferente, también debe ser legal. El propósito legitimizador del derecho de autor es fomentar la creación de obras nuevas. Aplicarlo de manera a impedir el remix, es usarlo en contra de su propósito.

¿Qué le diría a nuestros lectores para animarles a utilizar software libre?

Con el software hay sólo dos opciones: o los usuarios tienen el control del programa, o el programa tiene el control de los usuarios. Si los usuarios tienen unas libertades esenciales (véase gnu.org/philosophy/free-sw.html), tienen por lo tanto el control del programa, y lo llamamos “software libre”.

Si no tienen estas libertades, es el programa que tiene el control de los usuarios.Pero alguien, el desarrollador o el dueño, tiene el control del programa, y con él, ejerce poder sobre los usuarios. Es decir, que el programa funciona como un yugo para someter a gente. Lo llamamos “software privativo” porque priva de su libertad a los usuarios.

En muchos casos, el dueño se aprovecha de este poder para imponer funcionalidades malévolas: funcionalidades para vigilar a los usuarios, funcionalidades para restringir a los usuarios, y puertas traseras capaces de abusar a los usuarios. Windows, Mac OS, iPhone, iBad, Kindle, Flash Player tienen tales funcionalidades malévolas. El origen de esta injusticia es que el desarrollador tiene un poder que nadie debe tener.

Escápate del malévolo, libérate: usa sólo software libre[...]

Puedes encontrar la entrevista completa en la revista libre.

Comentarios

Imagen de case-80

Gastamos menos y ayudamos con los software libres...adelante

CASE

Imagen de rioport

o los usuarios tienen el control del programa, o el programa tiene el control de los usuarios.

Aunque claro, hay quien piensa que la libertad de la que se habla por estos lados viene de poder elegir al verdugo, perdón, quise decir: la libertad de elegir el software que uno quiera usar.

-- GC --