Opinión de un usuario normal sobre Unity

Imagen de ranimiro
0 puntos

Hola, soy usuario de Linux (Ubuntu) desde hace cuatro años. Abandoné entonces radical y totalmente el lado Oscuro. Instalé el sistema operativo por mi cuenta y aprendí lo poco que sé investigando en Internet, preguntando en este foro y trasteando con el S.O.; es decir, trabajando, aunque ese trabajo no se compara, ni de lejos, con el de los programadores y desarrolladores que participan en estos proyectos y nos regalan estas maravillas.
Me llevé un palo tremendo con Unity. De hecho, intenté evitarlo por todos los medios: gnome shell, gnome clásico, Linux Mint, Kubuntu.
Ayer reinstalé Ubuntu 11.10 con Unity. Consulté de nuevo blogs y páginas sobre configuración. Concretamente, busqué ayuda para ver si podría crear mis propios lanzadores en el Escritorio. Encontré información, pero, al final, una bombilla se iluminó en mi cabeza y me dije: "Pero si esto es Linux"... Fui al dash, busqué un programa (Gimp), arrastré el icono, lo coloqué en el Escritorio y comprobé que funcionaba.
¿A que viene todo este rollo? A que parte de mis argumentos contra Unity, según he descubierto, son parte de mi ignorancia. A que voy a confiar en la decisión de Canonical y explorar las posibilidades de este camino, a ver a dónde lleva. Y a que, por encima de todo, sigo confiando y disfrutando de Linux y de Ubuntu.
Quería dejar aquí este torpe testimonio. Ya sé que tiene poco nivel técnico, o ninguno, pero me animó a hacerlo mi experiencia personal (cómo superé la frustración con Unity) y la encuesta que he visto a la derecha. Quizá alguien más coincida conmigo o llegue a hacerlo. Perdón por el rollo.