Que tiempos aquellos

+1
+5
-1

Recuerdo con cariño que aún hace pocos años esperábamos con impaciencia, casi como niños en la víspera de Navidad una nueva versión de Ubuntu. Cada 6 meses se repetía este frenesí, los contadores en muchos sitios de la red marcaban en lo más alto de la página el número restante de días, y al acercarse el momento final, incluso las horas.

Aquí en Ubuntu-es y en otros sitios allegados se publicaban con anticipación las ligas a los sitios de descarga antes que aparecieran en el sitio oficial de Ubuntu. Las solicitudes para que se eligieran los torrents abundaban, y con demasiada frecuencia los servidores de Ubuntu se veían rebasados para poder atender la enorme cantidad de solicitudes de descarga.

Apenas transcurrían unas pocas horas y comenzaban a aparecer por toda la red reseñas de la nueva versión, vídeos en YouTube, tutoriales “que hacer después de instalar Ubuntu”, críticas, felicitaciones, congratulaciones y amargas quejas de la poca cobertura que se le daba a otros lanzamientos de distribuciones y/o versiones de programas de software libre.

Esto era así simplemente porque cada versión nueva de Ubuntu representaba un gran paso para todos los usuarios de las distribuciones GNU / Linux. Solución de viejos problemas, compatibilidad ampliada de más y más hardware, siempre una nueva versión del escritorio y por encima de todo algún cambio importante en el rubro de la usabilidad. Y sí, estos eran replicados tarde que temprano en todas las demás distribuciones, la mayoría de las ocasiones entre gruñidos y malquerencias, pero replicados al fin y al cabo.

Hoy el panorama es completamente distinto; hace relativamente poco se liberó la versión 14.10 Utopic Unicorn y apenas ha merecido una que otra breve nota aquí y acullá, por lo general meramente testimonial.

Si revisamos la red nos encontraremos con que lo más comentado de la 14.10 ha sido la aparición de un nuevo “sabor” semi oficial: Ubuntu Mate, de la que algún iluso escribió que así es como debería haber lucido Ubuntu si se hubiera seguido el camino de Gnome 2.x (???).

¿Dónde se perdió la magia? Cualquiera que tenga algún tiempo siguiendo a Ubuntu tendrá su respetable opinión: Ubuntu Netbook Remix, La aparición de Unity, El disgusto con Gnome, las fuertes y a veces desafortunadas declaraciones del tio Mark, El “pleito” con los programadores de KDE y de Kubuntu, El anuncio de MIR, Las búsquedas en Amazon, Las rabietas de Stallman, Las peregrinas declaraciones de Miguel de Icaza, Los scopes de Unity, El aumento desmesurado de los requerimientos de hardware para Ubuntu, el cambio en ciclo de soporte o incluso la aparición de una pléyade de escritorios basados en un Gnome que al mismo tiempo rechazan. Y por encima de todo el no poder llegar a cumplir las metas propuestas en los tiempos anunciados.

Probablemente todas y cada una de estas y de algunas otras que han ocurrido han contribuido para que solamente los muy fanáticos y los recién llegados, fruto de su natural desconocimiento, muestren interés en las versiones “intermedias” de Ubuntu.

Yo por mi parte creo que hay una razón adicional que tiene un peso específico mayor que la suma de todas las anteriores: El software libre está llegando a un punto de madurez, eficacia y estabilidad que pocos nos atrevimos a siquiera soñar hasta hace pocos años. Y esta situación de bonanza paradójicamente nos priva de “las espectaculares novedades” de cada nueva versión y con ellas del encanto.

La 14.10 es apenas una versión levemente actualizada de la LTS (14.04), nada de importancia. No funciona mejor que la LTS y tampoco lo hace peor y para colmo su ciclo de vida está prácticamente concluido desde el mismo instante de su presentación; nueve meses son apenas un suspiro, ni siquiera lo justo para aprender a sacarle provecho a las “novedades” (si es que las hay).

La poca importancia de las versiones intermedias es tal que apenas unas semanas después de la presentación de Ubuntu Mate (14.10) sus creadores se han apresurado a presentar una versión de Ubuntu Mate 14.04 LTS, algo completamente inédito en la historia de Ubuntu, y me atrevería a decir que de cualquier otra distribución. De la misma forma los responsables de Ubuntu Gnome han publicado en su blog la sugerencia de que los usuarios migren a los “daily snapshots” y usen un Ubuntu Gnome “Rolling Release”.

Por su parte Linux Mint se ha negado a seguir el ritmo de Ubuntu y basa (y aparentemente basará) todas sus nuevas versiones en la LTS más reciente, convirtiendo en la práctica a Mint en una distro Semi Rolling.

A primera vista estas cuatro (incluyendo las LTS) distintas propuestas parecen los vértices de un polígono y sin embargo cuando las vemos trabajando podemos ver que ahora no son tan distintas entre sí.

Desde hace ya algunos años uso en mi PC principal solamente las LTS y mi experiencia es que solamente dan para un ciclo de dos años, a partir de ahí se se ven viejas y tienden rápidamente a la obsolescencia. En el resto de mis máquinas uso distintas distribuciones Rolling Release, cada una con sus virtudes y defectos, pero todas ellas comparten una característica esencial: son completamente estables. Y sí, tengo que reconocer que en ambos casos se debe a la notable calidad de los paquetes que las forman y al cuidado de sus mantenedores.

Bajo este tenor creo que Ubuntu – Canonical deben repensar otra vez en sus ciclos de liberación. Hay alternativas: desparecer las intermedias en favor de un modelo RR al tiempo que se mantienen las LTS (como lo sugirió el tio Mark originalmente), o bien espaciar las intermedias a solo una por año al tiempo que se aumenta su ciclo de vida (soporte), o tal vez desaparecerlas por completo y seguir a Mint en un modelo Semi Rolling. Cabe incluso la posibilidad, especialmente si se logra la anunciada convergencia que solamente dejen las LTS.

Ubuntu debe devolvernos a los usuarios la ilusión de nuevas versiones que nos hagan soñar y no debe permitirse el triste espectáculo de estas completamente prescindibles versiones intermedias. Yo no quiero seguir diciendo con nostalgia: Que tiempos aquellos.

Comentarios

Imagen de .doc

exactísimo análisis

Imagen de fernan

Hola:
Yo creo que no tiene sentido versiones cada 6 meses, ahora uso manjaro que es una rolling release derivada de archlinux y es bien sencilla y de momento estable, llevo con ellas un poco mas de 7 meses justo la puse cuando salió ubuntu 14.04 y simplemente la voy actualizando. Seguramente hace años cuando había menos distribuciones sencillas tenía su lógica versiones cada 6 meses que mejoraban la facilidad de uso pero ahora cada vez hay mas distribuciones fáciles de instalar y usar incluso rolling que antes se asociaba a usuarios avanzados.
Por tanto yo creo que ubuntu debería tener la versión LTS cada 2 años y una versión rolling con los diversos escritorios (unity, gnome, xfce, mate, kde y versión net install)
Saludos.

Imagen de Akatsuki

Yo también soy de los que esperaban como agua de mayo cada nueva version, y de los que han pasado a darles igual que la saquen o no. Ahora mismo solo sigo la versión server de Ubuntu por tema laboral, mientras que todo lo demás uso o la distro madre, Debian, o directamente Mint, que ciertamente es una distro con un enfoque mucho más coherente que Ubuntu.

Sinceramente, no sé qué tienen en mente desde Canonical, pero en el panorama tecnológico ha pasado de ser una empresa que estaba en boca de todos, a ser una más del montón, insignificante y de poca importancia.

Luego está el tema de Gnome... eso no hay por donde cogerlo, la verdad es que fue una de las causas de que me alejara de esta distribución a nivel de escritorio, los equipos que tengo con Linux como SO han pasado a Mint, y recientemente estuve utilizando en un portátil Kubuntu 14.04 y me trajo muy buenas sensaciones, pero se nota que no es el escritorio "preferido" de Ubuntu y no le dan tanto bombo.

En resumen, para mi que entre las mejoras de otras distros, y la "mala gestión" de Ubuntu, ellos mismos están cavando su propia tumba.

Y todo esto es sin entrar en las personas que han migrado a dispositivos móviles o a sistemas Apple o Windows, que también hay muchos de los que antes usaban Linux para todo.

Imagen de Goyo

¿Y yo qué seré? ¿Muy fanático, recién llegado, cero a la izquierda, vértice sin polígono?

Imagen de Akatsuki

Recién llegado desde luego que no :)

Yo diría que simplemente estos cambios no te afectan o estás de acuerdo con ellos. Lo que no es mi caso, pero lo más importante es tener opciones para elegir.

Imagen de Goyo

Ocurre que los cambios en las versiones intermedias sí me afectan y por eso me intereso por ellas, aunque esa posibilidad se excluye en el análisis.

Imagen de gato2707

No sea usted tan modesto; Es usted aún más geek que este humilde gatito. Por ello no debería quejarse que no tome en cuenta casos como el suyo.

Saludos desde México
Mi Web: El Gato con Linux

Imagen de Goyo

Hay un puñado de usuarios de gnome que están en el mismo caso.

Imagen de alvarobern

Un juego que deberia haber resultado abudantemente todavia mejor
aunque que nos permite muy magnificos momentos

Mira lo siguiente y ademas visita mi blog post:: cheating - http://Www.trucoteca.com

Se tiende a colocar palabras alli donde faltan las creatividad.

Imagen de Alcruz

Otro hecho curioso es que siempre las versiones LTS se basaban en kernels longterm o también denominados LTS, pero en el caso de Trusty no fué así ya que su kernel es el 3.13 que si bien es estable, dejó de tener soporte de linux.ortg
Aquí pueden ver los kernels vigentes y podrán apreciar que solo los longterm corresponden a versiones LTS de Ubuntu, salvo la 14-04
http://www.kernel.org/
Referente al tema de discución, solo me remito a lo dicho por Aristóteles hace mas de 2500 años " la única verdad es la realidad"

Imagen de nolin

Yo sí soy un recién llegado a Linux. ¿Por qué llegé? Porque estaba (y sigo estando) harto de cómo MS hace las cosas, de cómo abusa de los usuarios.
Estoy encantado con que Linux me permita elegir escritorio; de que haya un sitio donde te escuchen las quejas; de que, si sabes, puedas contribuir a arreglarlas; y de otras muchas cosas.

¿Qué le pido yo a un SO? Lo primero: que funcione. Entiendo que la perfección no existe, y que tratándose de millones (sí, millones) de líneas de programación, inevitablemente habrá fallos, te llames MS, Linux, Android o lo que quieras.
Lo segundo: que sea "usable", intuitivo, evidente dónde está esa opción que necesito y qué puede hacer.
Lo tercero: agradable, tanto en apariencia como en capacidades.

Por eso, para mí, lo importante es que salgan actualizaciones frecuentes que corrijan problemas. Cuando hay nuevas características o incompatibilidades con lo anterior, entonces una nueva versión.

Sacar cada poco una nueva versión me parece principalmente una idea de marketing; un parecer que la "distro" está viva. Lo que puede ofrecer novedoso con una frecuencia tan rápida no puede ser nada tan diferente, no da tiempo a que se cocine. El bizcocho estará crudo en muchos puntos.

Imagen de gato2707

Como eres nuevo no puedes ver lo que significaban las versiones cada 6 meses, que tenían cambios muy importantes, pero puedes darte una idea, busca en YouTube vídeos de la 10.04, 10.10, 11.04, 11.10 y 12.04 para que te des una idea.

Esto solamente hablando de tiempos recientes. Además estas versiones intermedias tenían un soporte de 18 meses, así que cuando dabas en el clavo podías quedarte ahí un buen rato, y si no te satisfacían solo debías esperar 6 meses.

Hoy por el contrario, ni hay grandes cambios y si eliges usar las intermedias debes forzosamente cambiar cada 6 o 7 meses. Divertido hacerlo algunas veces; un fastidio cuando es lo único. Un SO es la parte de la computadora que te permite usarla, cambiarlo todo a cada rato significa que eres tú el que trabaja para el SO y no al contrario.

Saludos desde México
Mi Web: El Gato con Linux

Imagen de ice

Deben pasar a Rolling Release y con eso ganarán en el mercado de la popularidad y seguramente nuevos fanáticos locos jaja como lo soy yo.

Imagen de Kakkin

Hola, yo uso de la 11.04 y en desde entonces he estado muy ancioso en cada distro, aunque si debo decir que ni si quiera he mostrado interes en la 14.10... Uso Gnome shell, me gusta y estoy acioso por usar la 3.14, intenté instalarlo hace unos días, pero me jodió la PC y tube que reinstalar XD... Creo que mi desinsterés va por parte de la necesidad de una PC estable, la cual en muchos casos no se consigue con las versiones intermedias... Quizá esa sea mi razón principalde no necesitar tanto cambio... Otra cosa es uqe me ha gustado Unity desde sus comienzos, si no lo uso en este momento es por que me tiene un poco desencantado sus ultimas "mejoras".. Aún así no quito la posibilidad de volver a usarlo... Cuando esté un poco más estable digamos, por elmomento soy feliz con Gnome shell, claro, con las extenciones, cin ella las ocsas fueran muy distintas...

Saludos desde Costa Rica

Usuario Ubuntu # 34369

Mi pagina www.triang.es.tl

Imagen de nacho tineo

Nunca he sido fan de ir cambiando de versión y desde el principio uso LTS,lo que me ocasiono estar mas de dos años sin WIFFI en el portátil (problemas con los drives de tarjeta)pero lo que me quita trabajo y dolores de cabeza en cuanto a la configuración del ordenador no tiene precio.

NO se pero un servidor esta cansado y sobre todo en plan vago a la hora de poner el pc a punto tras una instalación.Siempre pienso cuanto tiempo me queda sin tener que tocar nada jjj .

No por nada ,simplemente con el pasar del tiempo vas instalando aplicaciones ,configurándolas para que ese error que sale se corrija ,buscando información para hacer funcionar el DNI,.... y lo que no se puede es estar cada 6 meses dándole a las teclas solo para configurar ,como bien se dice el S.O a de ser para usarlo.

Estuve a punto de instalar en mi recién adquirido pc de mesa Debían solo para saber lo que se siente con las rollieng release.
Pero al final me dio pereza al ya tener instalado ubuntu 14.04 64bits con sus correspondientes aplicaciones.

En mi opinión seria perfecto solo con las versiones LTS,solo pensar que una vez configurado mi Ubuntu 14.04 no lo tengo que tocar hasta 2019 ,me deja la mar de tranquilo.
Creo que si los desarrolladores no tuviesen que estar trabajando en las versionitis = podrían destinar ese tiempo en hacer mejores LTS.Hay que reconocer que sacar cosas nuevas y buenas cada poco tiempo es una tarea titánica ,cada vez va ser mas difícil atraer y sorprender.
Saludos

La libertad es aquella facultad que aumenta la utilidad de todas las demás facultades.
(Immanuel Kant)

Imagen de fernando-eguia-mx

Yo encontraría este encanto perdido bajo GNU/Hurd. Algunos años atrás miraba vídeos sobre este sistema misterioso, aún más que GNU/Linux como cuando estaba en pañales. ¿Seguirá la tendenciapor ahí? ¿Algún día los chicos de Canonical se atreverán a adoptar el Hurd? Solo el tiempo lo dirá.

Pero weno, no me hagan mucho caso...

Imagen de Orejapico

Yo llevo en Ubuntu desde la Hoary (5.04), hace ya diez años. Al principio iba actualizando todas las versiones según iban saliendo, pero con el tiempo fui perdiendo las ganas de andar reinstalando cada seis meses, y llegó un punto en el que opté por no seguir actualizando hasta que no fuera necesario.

Mi primera gran decepción con Ubuntu llegó en el momento en que optaron por dejar de utilizar Gnome en favor de Unity, al cual intenté adaptarme pero nunca llegó a gustarme por más oportunidades que le di. Lo intenté con Gnome Shell, pero no era lo mismo, me pareció engorroso y carecía de la agilidad y de la frescura del viejo Gnome 2. Yo quería mi Gnome de siempre. Finalmente me decanté por un escritorio Mate, que es lo más parecido al Gnome de toda la vida. El problema fue que la integración Ubuntu-Mate nunca me funcionó muy bien, y mi sistema estaba lleno de bugs que nunca supe cómo resolver.

Finalmente he decidido que el actual Ubuntu está demasiado lejos de aquel sistema que me ilusionó allá por 2005 y he optado por darle una oportunidad a Linux Mint. No sé si conseguirá convencerme o no, pero ya os digo que de entrada me parece mucho más cercano a lo que yo quería.

 

**************************************************************

-Si en la caja dice "Funciona en Windows XP o superior", ¿por qué no consigo arrancarlo en mi Ubuntu?