Ecce Homo

+1
0
-1

Empecé con el spectrum 128K que le compraron a mi hermano pequeño "para el instituto". El solo lo quería para jugar y yo (le paso unos 8 años) lo que hacia es programar los trucos, juegos y mas que nada utilidades que venian en la revista microhobby.

Como me gustaba desprotejer los juegos para poderlos copiar (habia que estudiar las cabeceras de carga ¿Lo recuerda alguien?) y bucear en su código en busca de los mensajes de texto,cuando estaban programados en código máquina. Y si lo estaban en basic (pocos), entonces sí podia uno entender algo más y buscar las ansiadas vidas infinitas. Pero sólo como un reto. Porque en realidad luego no jugaba.

las revistas microhobby, un libro de basic y otro de código máquina para el zx spectrum me sirvieron para hacer algún juego sencillo, pequeñas utilidades y mi obra maestra jejeje, un programa que aceptaba la entrada de partidas de ajedrez en formato descriptivo, las incorporaba a una base de datos y luego las podia reproducir en un tablero en pantalla como si de un video se tratase.

Tódo en código máquina y a mano, sin ensanblador ni nada. Solo papel y lapiz...

Pasé muchos años alejado de estos chismes, peeero, la cabra tira al monte
y heme aquí de nuevo que en el 97 me compré un K6 200 MZ con el windows 95, Luego el 98, Para terminar con el ME. A este ordenador le puse linux pero no podía conectarme a internet (cosas de los winmodems), así que volví con papá bill. ahora está a mis espaldas y casi nunca lo enciendo pues tengo un nuevo (AMD tambien), atlhon 64 3700+ con Ubuntu 6.06 LTS - la versión Dapper Drake. Esta nueva incursión en linux sé que es la definitiva (como cuando dejé de fumar(aunque esto lo conseguí a la primera)). Pues a parte de que a uno le guste cacharrear he descubierto la filosofía que mueve todo esto, que ha sido siempre la mía.

Comentarios

Imagen de fromhell

Jeje.. Yo me acuerdo de los POKE, los comandos para los juegos.. pero lo que pasa es que como tenía un Amstrad PCW, no había manera (2 colores, verde y negro)!! Más tarde,  conseguí crear con el BASIC una aventura conversacional, que era más mala que mala, pero bueno.. que tiempos!!

 

O el Atari de un amigo, era un maquinón con unos juegos espectaculares (comparado con los de mi pobre PCW, claro!) 

Acabo de encontrar un trozo de código BASIC en la wikipedia.. casi se me saltan las lágrimas!!

 

Ejemplo 2: BASIC original no estructurado (Applesoft BASIC)

 10 INPUT "¿Cuál es su nombre? "; U$
20 PRINT "Hola "; U$
30 INPUT "¿Cuántos asteriscos desea? "; N
35 S$ = ""
40 FOR I = 1 TO N
50 S$ = S$ + "*"
55 NEXT I
60 PRINT S$
70 INPUT "¿Desea más asteriscos? "; A$
80 IF LEN(A$) = 0 GOTO 70
90 A$ = LEFT(A$, 1)
100 IF (A$ = "S") OR (A$ = "s") THEN GOTO 30
110 PRINT "Adiós ";
120 FOR I = 1 TO 200
130 PRINT U$; " ";
140 NEXT I
150 PRINT

 

 un saludo

Imagen de elgatogordo

aunque yo empecé con la commodore 64 me siento identificado con muchas de las cosas que contaron: los larguisimos tiempos para que cargara un programa, el código máquina, el truco para aumentar la capacidad de los diskettes.

Casi nadie se acuerda de que antes de windows 3-1 existio GEOS un sistema operativo gráfico para la commodore 64 que aumentaba mucho su capacidad. 

su pregunta no molesta gatogordo@ubbi.com

Imagen de Orejapico

...aquella era la típica excusa para que nuestros padres nos comprasen el ordenador. ¡Y colaba!

Yo empecé con un Spectrum +3, allá por el 88, nada menos que con unidad de disco, cuando entonces lo que primaban eran los cuatro o cinco minutos que tardaba en cargar un juego desde cassette, por término medio, aunque los más pesados tardaban más (la Abadía del Crimen, obra maestra donde las haya, tardaba nada menos que ¡doce minutos en cargar!).

 Aunque siempre he sido un jugón empedernido, aquel ordenador me sirvió para ver en la informática algo más que videojuegos. Aún me acuerdo de cómo rompí la protección de un juego para pasarlo de cinta a disco (los sistemas anticopia no lo ponían nada fácil). No me sirvió para jugar más ni mejor, porque el juego era malo con avaricia, sólo lo hice por el reto, por demostrar que se podía. Y de aquello aprendí que a un ordenador se le puede dominar más allá de lo que los programas permiten.

Hasta hoy he pasado por muchas máquinas, y por muchos sistemas operativos, empezando por el DR-DOS de Digital Research, clavadito al MS-DOS y casi compatible (el "casi" es por los programas que nunca llegaron a funcionar por problemas de compatibilidad a pesar de que aseguraban que sí lo harían). Luego, al llegar Windows 3.1, me resistí por bastante tiempo a instalarlo ya que consideraba inútil un programa que ocupaba quince de mis cuarenta megas de disco duro para total, ser simplemente un front-end de MS-DOS, pero con iconitos. (Que sí, que habéis leído bien, MEGAS, no GIGAS. Que además me los cobraron a precio de ochenta, alegando que se podía duplicar la capacidad con el programa DoubleSpace). Y es que la capacidad se pagaba a precio de oro. Seguro que algunos aún os acordáis de aquel truquito casero que consistía en agujerear una esquinita de los diskettes de 3,5'' y 720KB para que el ordenador los leyera (y los formateara) como discos de alta capacidad (1,44MB). Claro que esos discos luego duraban un asalto, pero como solución provisional podían servir.

Años después, Internet hizo su presencia en nuestro país. Yo empecé a conocer la red allá por el 96, cuando la oferta de los ISP empezaba a aflorar en España (¡y eran caros de narices!). Mi primer proveedor fue Arrakis, estuve bastantes años con ellos, y me fue bastante bien, facturas telefónicas aparte. Creo que aún siguen funcionando, en parte gracias al dinero que me dejé en llamadas. Hubo algún mes que me dejé 32.000 pesetas.

Internet fue clave para conocer algo llamado Linux. Como uno es curioso, empezó a picarle la curiosidad por saber algo más de un sistema infinitamente potente, de tipo Unix, que nadie sabía lo que era pero que sonaba a las supercomputadoras de la Nasa, que era gratuito y que además funcionaba en mi modesto PC. Así que me hice con un par de libros sobre Linux, ese desconocido, y me molesté en comprar alguna revista en la que lo daban de regalo. Y con ello me introduje en Debian.

No me pareció ni mucho menos tan bonito ni tan intuitivo como yo me esperaba, y además carecía de entorno gráfico, pero esto no echó para atrás a alguien que había pasado la práctica totalidad de su vida informática con el entorno DOS. Lo que sí me echó atrás fue su falta de manejabilidad y la poquísima información que se podía encontrar en la red (y además, prácticamente toda en inglés). Sobre todo, pudo conmigo la impresión de hallarme ante un sistema creado por y para auténticos frikis de la informática, y en absoluto utilizable por un usuario común, ni siquiera avanzado, etiqueta que orgullosamente me autoimpuse. Así que lo dejé, hasta que cayó en mis manos una Red Hat. Ésta ya incluía entorno gráfico, lo que la hacía más intuitiva (y más bonita), pero la información y el soporte en Internet aún seguían siendo insuficientes. Además, para éste sistema no había "amigos" a los que apelar en caso de problemas, mientras que "entendidos" en Microsoft conocía a unos cuantos. Acabé volviendo a Windows, por entonces W95. O tal vez W98, no recuerdo exactamente cuándo hice el cambio de uno a otro.

Posteriormente cayeron en mis manos otra Red Hat, una Mandrake y una Suse, cada una más bonita y manejable que la anterior. Después de unas breves incursiones en cada una de ellas, la experiencia me sirvió para ver que aún les faltaba bastante por recorrer para desbancar al gigante. También aprecié que en cada nueva versión que probaba, las distancias se iban recortando.

Y hace apenas un par de años que he vuelto, ésta vez para quedarme. La que consiguió tal proeza fue, como no podía ser de otra manera, nuestra querida Ubuntu, punto de inflexión para mí y para otros miles de usuarios en lo que se refiere a informática doméstica. Pero yo ya lo sabía, sabía que era sólo cuestión de tiempo. Desde mi primera incursión en Linux, aquella Debian del 97, y desde que ví su evolución año tras año, siempre supe que más tarde o más temprano aquel primitivo sistema creado por un loco universitario como un proyecto personal acabaría haciéndose con su sitio en los equipos de cada vez más gente, hasta transformarse poco a poco en la alternativa seria a lo que muchos consideran el único sistema operativo.

En mi opinión, lo único que falta a Linux para ser transformarse en una auténtica alternativa a Windows es un poco de atención de las grandes empresas desarrolladoras de software, y por qué no, de las compañías de videojuegos, que tantos buenos ratos me dieron en el pasado, y que por qué no, aún recuerdo de vez en cuando no sin un poco de nostalgia.

Porque todo lo demás ya lo tiene, incluso comunidad de usuarios dispuesta a darlo todo a cambio de nada. ¿Quién más puede decir eso?

Saludos a todos los que os hayáis tragado este tocho y gracias por vuestra santa paciencia. Nos leemos. 

 

**************************************************************

-Si en la caja dice "Funciona en Windows XP o superior", ¿por qué no consigo arrancarlo en mi Ubuntu?

 

Imagen de furtaxi

Es increíble, no sé donde habéis nacido, ni donde vivís ahora, pero parece que estoy leyendo mi biografía. Si, hay cambios,  lo mío empezó con el c64, me vino con una cinta con un juego, y no funcionaba. Era fín de semana, así que empezé a tragarme el manual. No conseguí jugar, pero empezé a programar en código máquina, probando los pokes y peeks en bucles, a mano, vamos, quince horas seguidas.

Sin embargo, he tardado mucho en llegar a Linux, y eso, que el primer curso de informática lo hice de programador Cobol bajo una red Unix, con dos disquetes de 5 1/4, uno con el compilador, y otro con mi fuente.

Pero la espera valió la pena, ya no pienso en Win para nada, me busco la vida con el synaptics y consola, y me alegro de haber erradicado al "intruso" de mi HDD. No queda nada de él, sólo 10 Gigas FAT32 para compartir con el portatil y con el otro ordenador, de mi mujer, aún no conversa a la fé verdadera... Ya espabilará.

Y no voy a seguir. Veo que también pasásteis por el nacimiento de la anglo-internet, el cambio de DOS y DRDOS a win, la marginación por la fama de locos que rodeaba a la informática, etc.

Pues ya sabéis, hay aquí un alma gemela. Recordemos con orgullo los difíciles tiempos, ya que ahora se ha visto cómo fuimos los precursores, los conejitos de indias de las multinacionales, los que mantuvimos una  rara aficción hasta convertirla en una forma de vida.

Y sobrevivimos en las más adversas condiciones.

Saludos,

Roberto.

Mi página personal: www.vigonews.es

El auténtico respeto no se impone, se inspira

Mi web : www.vigovideo.es
Buscar es más rápido que esperar una respuesta.

Imagen de juvenalmercurio

PERO BUENOO, la encuesta no se equivoca con ver que hay gente vieja aqui (jejejejeje), yo solo tengo 22, y mi primer juego no se como lo recuerdo pero fue atari 2600

Imagen de gotxa

jojojo
qué cañeros que sois jajaja
yo hacía cola en El Corte Inglés casi todos los días con mi hermano para meter montón de código en los Spectrum (por cierto, felicidades por su cumpleaños) y probar cosas hasta que nos hicimos (bueno, nuestros padres) con un Spectravideo... jó, cuánto tocho de Z80-A, cuánto sprite!! jajaja la cosa no ha cambiado mucho, que pillados que estamos...

GoTXa
linux counter #116453

GoTXa
linux counter #116453
Klaatu barada nikto

Imagen de furtaxi

Una vez me puse un traje, con un par de disquettes en el bolsillo,  la cara de vendedor, y me descargué del disco duro de una tienda dos juegos...

Fué por fastidiarles, para uno que les había comprado, me metió el virus del "Barrotes" , y lo negaban...a pesar de que lo probamos en uno de sus ordenadores y se contaminó instántaneamente.

Saludos,

Roberto.

Mi página personal: www.vigonews.es

El auténtico respeto no se impone, se inspira

Mi web : www.vigovideo.es
Buscar es más rápido que esperar una respuesta.

Imagen de Martes Toxico

JAJAJAJAJAJAJ!!! yo empecé con un Spectrum y luego mi padre me compró un Amtrad CPC !128k, que era el lujazo del momento, tenía disquetera y no tenias que esperar una eternidad que se cargaran los juegos con su inconfundible música de fondo iiiiiiiIIIIIIaaaaaaaaaaaxrxrxrxrxrxrxrxrxrxrxr.....