Imagen de granadajose
0 puntos
+1
+4
-1

Con el fin de Windows XP han surgido en la red infinidad de noticias que hablan de los peligros que supone continuar utilizando un sistema operativo de cuya seguridad ha dejado de ocuparse la empresa que lo creó. Aunque algunas de ellas presentan como alternativa la migración a un sistema operativo basado en Linux, como Ubuntu o Mint, otras plantean el cambio a las versiones más recientes de este sistema operativo, pero ninguna parece hablar del tremendo coste económico que supondrá esta migración obligada.